30 jun. 2005

Metáforas

Tras repetidas conversaciones a lo largo del cole, conversadas a la sombra de muchos árboles en diferentes áreas de la U y a través de los años, un tema ha salido a colación: las relaciones pasadas y el bagaje emocional. Cada quien exponía sus teorías y metáforas, acá pongo algunas:


Relaciones de pareja como una comida.


Hay una necesidad que suplir, se busca la manera de hacerlo dependiendo de la suerte y posibilidades. Se le hinca el diente, saborea y disfruta de ser posible y eventualmente hay que poner los cubiertos sobre el plato, regresar la servilleta a la mesa y agradecer por la comida, levantarse e irse. A veces uno tiene un buffet en frente y es "all you can eat", a veces es comida rápida que no alimenta, no sabe rico pero está ahí al frenet, otras es como un cangrejo q te comés de camino a la U, otras es una cena exclusiva en un restaurante elegante donde sientes que deberías estar disfrutando y feliz, pero en realidad estás muy incómodo y te morís de ganas por un gallito de salchichón de esos que prepara la señora en una soda a la par de ese parqueo donde lavas el carro algunos domingos en la noche. A veces es un arroz con pollo, frijolitos molidos y papas tostadas en una boda, donde lo importante es lo que está alrededor tuyo y no necesariamente lo que está sobre el plato. Otras es un "energy bar" que vas mordisqueando a ratos durante pequeñas pausas del trajín diario. En la variedad está el gusto: los cangrejos no son malos, pero vivir sólo de comer cangrejos de "aroma y sabor" (o pan de queso crema en mi caso) no le va a hacer bien a nadie a la larga. No comer no es bueno, todos lo necesitamos, pero abusar y solo estar hartando tampoco nos beneficia.


Relaciones de pareja como libros


Uno entra a una relación y es como conseguir un libro nuevo. Cada libro que pasa con tus manos te enseña algo, pero habrá algunos que se quedaran grabados en tu mente de por vida, otros que ni te acordarás haber leído. A veces uno deja el libro por la mitad, lo devuelve al estante y no sabe si algún día retomará la lectura o si decidirá que mejor se lo da a otra persona para que le saque mejor provecho, o si se olvidará de él y muchos años después sacará el libro del estante y tendrá que empezar desde la primera página. Hay libros que uno termina de leer: a veces se queda satisfecho, a veces con ganas de más, pero no hay de donde sacar más. En algunos casos regresarás a releer tus partes favoritas, nuevamente te acurrucarás a la par d una ventana con un té caliente y abrigada a recorrer los viejos caminos del libro, pero no todos los libros te permiten esa libertad, otros te dejan esa sensación de "qué libro más bueno, pero no creo que lo vuelva a leer nunca". Hay libros de cabecera. Los conoces de arriba para abajo, ya te sabes partes de memoria, no hay nada nuevo...y sin embargo no te aburrís de leerlo, reís y llorás en las mismas partes, y sorprendentemente, cada vez aprendes algo nuevo del libro y los personajes. Otros libros tienen secuelas, algunos serán mejores que los primeros, otros irán empeorando progresivamente.


Relaciones de pareja como queque chocofresas de spoon:


Este se me ocurrió una tarde meditativa después de terminar una relación de años... sentada ahí con mi rebanada de queque chocofresas pensé que un noviazgo tuanis es el equivalente más cercano a un queque chocofresas de spoon. Tiene de todo un poco en la combinación perfecta: queque chocolate, lustre de dulce de leche, crema chantilly, merengue, fresas frescas. Si uno se abusa puede empalagarse y quedar curado, pero lo más probable es que uno vaya por partes, primero llegarle al lustre, después pasar a fresas, un poquito de queque, el relleno, otro poco de lustre, y así hasta que ya no queda más queque. Cuando no hay queque uno anda pensando: huy, que bueno comer queque chocofresas y se antoja todo. Sin embargo, cuando ha pasado mucho tiempo sin comer queque chocofresas, y tiene ganas de algo para postre, uno también puede agarrar un queque seco y darle viaje. No sabe tan rico como el queque chocofresas, pero tiene su gracia, y al final de cuentas, a veces uno no quiere chocofresas, sino algo más simple y para quitarse las ganas de algo dulce y ya. Alguien q ya nunca ha comido queque chocofresas, probablemente no entiende que es el alboroto, pero para aquella persona que si lo ha probado y disfrutado, no le pueden meter un queque seco y hacerle creer que es chocofresas... y cuando uno tiene ganas de chocofresas, por más queque seco que coma no se le va a quitar el antojo, sino que va a quedar frustrado e insatisfecho.


relaciones de pareja como zapatos:


Si no es tu talla, tarde o temprano te van a salir ampollas, juanetes, callos y demás. No hay manera de hacer que te quede mejor... podés rellenar el frente con periódico, usar varias medias, etc, pero eventualmente hay que darse por vencido y saber que lo correcto es conseguir zapatos de la talla de uno, que le queden bien.
Hay zapatos lindísimos, pero son una tortura para usar. Hay zapatos que son comodísimos, los favoritos, los qeu no se cambian por nada, pero son impresentables. Hay los zapatos que uno tolera solo porque hacen que uno se vea bien. Hay zapatos muy caros, hay unos muy baratos: el precio no garantiza la calidad. Generalmente hay que probarse varios zapatos antes de decidirse por unos, pero cuando uno encuentra un zapato perfecto, aunque sea el primero que se prueba, uno sabe que ESE es el par d zapatos para uno.
Uno puede notar muchas cosas de una persona dependiendo de los zapatos que usa, y cómo los mantiene.
Hay que saber caminar descalzo también. Hay ocasiones para todo.


Relaciones de pareja como estar en una piscina.


Que la pareja de uno sea alguien que va nadando con uno, no el flotador. Hay gente que depende del flotador, y cuando este desaparece, no saben nadar, y su primer impulso es agarrarse del primer objeto que se les cruze que les permita estar a flote. No hay selectividad ante el objeto, es cuestión de impulso inmediato. Quien sepa nadar, podrá escoger a ver que le conviene, no lo primero que se cruce. O podrá decidir que quiere nadar y no depender de algo. Claro, a veces después de nadar mucho tiempo, uno ya tiene ganas de descansar, de flotar, de tener apoyo, y entonces se buscará un flotador, tabla, salvavidas o colchoneta inflable que calce.

6 Comentarios:

Blogger Jen® dijo...

ud debería escribir para una revista :)

7:31 p. m.  
Blogger medea dijo...

hey, gracias! :D

10:30 a. m.  
Blogger seis-tejas dijo...

bravísimo!!
y recordá que: we will always need more tin jo in our lives.
jaja

12:29 p. m.  
Anonymous Adso dijo...

Cosmopolitan
224 West 57th Street
New York, NY 10019
Editorial: (212) 649-3570
Advertising: (212) 649-3303

Editor-in-Chief: Kate White
Senior Vice President, Publishing Director, The Cosmopolitan Group: Donna Kalajian Lagani

Cosmopolitan
"Fun, fearless, female"

The largest-selling young women's magazine in the world, Cosmopolitan is famous for its upbeat style, focus on the young career woman and candid discussion of contemporary male/female relationships. Since its founding in 1886 as a magazine for "first-class families," Cosmopolitan has been reporting on modern social trends. In the '60s, under the editorial direction of Helen Gurley Brown, Cosmopolitan pioneered its then-radical message to women: "Live big, go for it, be the best you can be in every area of your life." Today, Cosmopolitan is more than just a magazine; it is a lifestyle, followed avidly by its readers.

Focusing on getting the most out of life, each month Cosmopolitan covers:

- Relationships, careers, personal growth (featuring the much imitated personality quiz) and female sexuality
- Up-to-the minute fashion, beauty care secrets and tips on fitness and staying healthy
- Profiles of celebrities and coverage of pop culture

A brand with international clout, Cosmopolitan is published in 25 languages and sold in more than 41 countries, making it the largest magazine franchise in the world.

10:22 a. m.  
Blogger medea dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:50 a. m.  
Blogger medea dijo...

Nah... creo que mejor le llego a NPR

12:53 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal