22 ago. 2005

Carpe Diem



Hoy me es difícil escribir. De lo que quiero escribir, no puedo. Las palabras no me salen para desnudar el alma, debido a un posible evento horizonte que se dio en mi vida este fin de semana. Todavía no sé cuál será el efecto en mi vida o si simplemente será una historia más para contar. Como dijo un amigo: "Lo que creo es que en tu vida en general andas en busca de algo más. ESE algo más, yo ciertamente no sé que es....pero lo malo es que sospecho que tú tampoco. "



Mi cuerpo se mece con el movimiento constante de la máquina y escucho el galopar metálico de la locomotora . Al hacer un recuento me doy cuenta que llevo viajando muchos meses en este tren. No sé a dónde me lleva, me subí porque estaba bonito, era cómodo, práctico y me iba a transportar a un lugar que no era "aquí". He de confesar que mee he sentido a gusto en este vagón: he conocido gente interesante, he tenido oportunidades de aprender nuevas cosas y de ver lugares que no conocía. Ahora, lamentablemente, después de estar a la merced de la locomotora por estos últimos 10 meses, siento que ya ha perdido su gracia.

El paisaje que cruza mi ventana se repite a diario, la misma monotonía siempre de paisajes clichés, de conversaciones que parecieran grabadas anticipadamente y puestas a repetir. A pesar que hace unos meses ya había cambiado de vagón y subí de clase, ya estoy ansiosa de otra novedad. En mis manos sostengo unos volantes que han aparecido por debajo de la puerta de mi compartimiento. Me sugieren que podría bajarme en la próxima estación y cambiarme a un transporte sorpresa. No sé qué decidir. Si me tiro a la plataforma... podría topar con suerte y descubrir un destino maravilloso en un transporte moderno. Pero qué pasa si el precio de llegar a un formidable destino es ir de pie en un camión ganadero por días? O si el transporte es magnífico... pero la parada final es un campo de concentración? Si por lo menos supiera si me voy a dar cuenta a tiempo de esos detalles, pero probablemente para cuando decida, ya habrá partido el tren y estaré en una estación en el limbo. Si no hago nada y me quedo sé que estaré en este tren que eventualmente llegará a su meta conmigo adentro. Estoy acomodada en mi litera, conozco a los empleados, y estoy acostumbrada a la rutina diaria. El lanzarme a lo desconocido me resulta tentador, pero arriesgado. No tengo red de emergencia. Si el transporte sorpresa resulta ser una mula que muere a los 3 días de recorrido en medio de ningún lado, solo tendré a mi misma para culparme. Sin embargo... que me gano quedándome en el tren? Qué me gano bajándome y tirándome a lo desconocido?

En qué momento será indicado dejarse llevar por los impulsos, seguir las corazonadas? Ya sea laboral, sentimental o profesional, siento que estoy demasiado cerca para poder ver las situaciones en las que me encuentro fría y objetivamente.

4 Comentarios:

Blogger Ivan dijo...

Tomalo con calma...

Claro, el más fácil decirlo que hacer, pero ninguna decisión herrada laboral, sentimental o profesional te va a llevar a un camino del cual no podés devolverte.

En esta vida todo tiene solución excepto la muerte, y la gente que está a nuestro alrededor muchas veces nos ayuda más de lo que esperamos.

Esto, también pasará...

4:54 p. m.  
Blogger Onironauta dijo...

creo que nos parecemos en algo :(

10:58 p. m.  
Blogger DCifuentes dijo...

Los odio, odio esas encrucijadas, donde el factor tiempo es determinanate y múltiples variables de la ecuación son incógnitas...

Donde el resultado final, simplemente es imposible de obtener en numero racional, si no se despejan las variables primero.

Amo los numeros

PD: garcias por el link amiga, mi blog quiere ser famoso como el tuyo

9:56 a. m.  
Anonymous mahahaha dijo...

Get of the train and explore. No one joins the peacecorps when they are 60, and if they do, they wish they'd done it sooner. Likewise, un crucero es para los ancianos. Everything is there, and that's exactly what's wrong with it.

4:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal