23 ago. 2005

El secreto del placer

Me falta paciencia y tolerancia. Encontrar el balance entre el querer ya y las ganas y el placer que me trae la expectativa. Que bueno sería poder medir el nivel de gratificación que me trae tener algo en el momento que lo deseo y compararlo con la gratificación que me trae algo que he tenido que sufrir o esperar para alcanzar. Si se hiciera una gráfica midiendo los datos.. como sería la ecuación?

O= importancia del objeto deseado
G= nivel de gratificación
T= tiempo necesario para conseguir objetivo
D= angustia de la espera o chascos


Ecuaciones del placer:
G=O x T/D

La gratificación es equivalente al producto del tiempo esperado por la importancia del objeto dividido entre la angustia generada.

G/O = T/D

GD =TO

la gratificación con la angustia es equivalente al tiempo y el objeto deseado.

Si G = O, entonces T/D = 1

Si O : ser feliz y G : nirvana
el estado de nirvana con sufrimiento es equivalente a la felicidad por el tiempo que se dura.

Si G> O
como por ejemplo,
G: alivio y O: ir al baño

G/O =T/D
GD = TO
GD/T = O

G> GD/T


Tendrá sentido o deberé renunciar a mis sueños de ser como Fermat?

5 Comentarios:

Blogger jdclarke dijo...

María Elena estaría orgullosa...

De mi estaría súmamente decepcionada porque puedo decir que no le pude dar seguimiento a las ecuaciones. :cry:

Pero entendí la idea y está tuanis... :D

5:29 p. m.  
Anonymous ch|o dijo...

que buen post

me encantan estas demostraciones

11:34 p. m.  
Blogger Javier el Gusanoide dijo...

Siempre me mamaron en mate, pero el post esta muy bueno

9:40 a. m.  
Blogger DCifuentes dijo...

"Si G=O, entonces T/D = 1"

No se de donde sacaste eso mija, pero creeme q ojala la vida fuera el despeje de esa ecuacion.

Besos Picosos

11:29 a. m.  
Blogger medea dijo...

jd: o me bajaría puntos por no escribir las frases matemáticamente !!!

chlo: seguro los matemáticos se ponen a escribir poesías en su tiempo libre.

gusano: y por lo menos estaba guapa la profe mamona? digo, para q al menos disfrutara ;)

cifu: nótese que ese es el caso hipotético donde el el deseo por el objeto es igual al placer devengado... lástima que la mayoría de veces uno no sabe cuál va a ser el valor del placer.

8:55 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal