10 ago. 2005

Final

Tengo los nudillos blancos, y sé que mis palmas terminarán con una serie de medias lunas impresas por mis uñas. Debería haber sacado ese par de monedas de la bolsa de atrás de mi pantalón, me incomodan al sentarme. La tela de mezclilla transmite el calor del cemento de la acera a mi cuerpo. Está sucio mi pantalón, tengo una manchita en forma de ameba en la rodilla, lo lavaré mañana. Podría quemar la punta del cordón de zapato con un fósforo antes que termine de deshilacharse. Tal vez salga mejor comprar unos cordones nuevos. Está raspado el cuero de mis botas, ahora les pongo grasa de potro para protegerlas, no sea que llueva y me moje las medias otra vez. El sol hace que entrecierre los ojos. Al otro lado de la calle hay unas flores pequeñitas, blancas con amarillo como mini margaritas, meciéndose en la brisa. Son guascas. Mi mamá se alegraba cuando encontraba guascas porque podía ponerlas en el ajiaco. Acá son mala hierba.


Pequeños pensamientos por los que paso como si fuera una mariposa haciendo un recorrido por el jardín. Sé que este momento es decisivo en mi vida, pero la inercia física me gana. Mi boca no se abre, mi cuerpo está congelado. Si te vuelvo a ver, empezaré a llorar. Es lo último que quiero que suceda. Si fuera una película, haría un encuadre con las florecitas bailarinas en primer plano y nostros atrás, y entre los carros que cruzan la calle lentamente desenfocaría las flores para que nos veamos hablando sentados en la acera. Un carro o dos interrumpirían el cuadro. Yo estoy con los brazos alrededor de mis piernas y mi barbilla apoyada en las rodillas. No sé cómo estás. Tendría que voltear a verte para saberlo. Podría suponer que me miras. Desearía que estuvieras intentando pasar tu brazo por sobre mis hombros y darme un abrazo como en los viejos tiempos. Un besito en la cabeza no estaría de más. Pero siento el humo del cigarrillo que me envuelve y te conozco suficientemente bien como para saber que estás estudiando la ceniza que cae de tu cigarro, siguiendo el humo hasta terminar mirando para el cielo, luego al asfalto. Viendo cualquier cosa menos a mi. Te conozco, nos parecemos demasiado.

Antes podría haberte dicho mil y una cosas. Asumir que estás regludo, que te ofuscaste por algo que sucedió en el trabajo, que tuviste un mal día. Ignorar tus ultimatums, darte pelota en tu chicha,dejar que se te pase. Sin embargo guardo silencio. Guardo silencio porque tu lo has guardado. Pusiste la pauta hace un tiempo cuando noté que de conversación pasamos a monólogo. No sé qué pasa con tu vida. No sé qué sientes, si estás bien en el trabajo, si tu mamá te llamó o no. En algún momento cruzamos la barrera de contarnos todo a no decirnos nada. Y ahora que hablas es tarde. Sé que ya pasé de ser una parte importante de tu vida a un extra. Vamos en diferentes direcciones, dices. Ya tenemos otras prioridades. Hablas por mi, como si estuvieras seguro que pienso igual. Pero en el centro sé que no hay nada que pueda decir para cambiar las cosas. Ya tomaste una decisión, no vienes a preguntarme, sino a avisarme.

Ya no somos amigos.

9 Comentarios:

Blogger Javier el Gusanoide dijo...

Aunque se percibe mucha nostalgia y/o tristeza, me encantó este post, no es el tipico rosado, me gusta como enfocás tus sentimientos no positivos, convirtiéndolso en algo "tristemente bello"


Wack q gay soné parezco a Apocrifo

LOL

5:41 p. m.  
Blogger Caro Ch dijo...

Increible las reacciones, sensaciones y pensamientos que pueden darnos ciertos eventos del día(aún cuando todo pase en un segundo). Increible lo que la mente evalúa a raíz de eso. Me encanta!!!, me parece que a veces hay que saborear esos momentos, porque aprendemos de ellos!

6:55 p. m.  
Blogger DCifuentes dijo...

Hermoso, lo dibuje en mi mente... me enamore de la imagen...

" Yo estoy con los brazos alrededor de mis piernas y mi barbilla apoyada en las rodillas"... esa frase me hizo recordar tantos momentos

:bow:

11:29 p. m.  
Blogger Jen® dijo...

a mi tb me gustó mucho el post :). está hermosamente redactado. ud escribe tan bonito.

pero no entendí 'guascas' y tampoco 'ajiaco'! jajajaja

saludines!!!

11:45 a. m.  
Blogger Javier el Gusanoide dijo...

Jen, "guasca" es una hierba que en Suramérica usan para aromatizar ciertos platos como el "ajiaco" que es una especie de olla de vegetales y carnes, riquísima, en otros lugares se le dice "olla podrida"...mal nombre para un buen platillo =)

12:02 p. m.  
Blogger medea dijo...

Gracias por los comentarios! Parece que logré el efecto que quería. La aceptación de un final, vivir en cada momento, tanto los buenos como los que no son nada placenteros.

y por la nota culinaria.. sus deseos son órdenes!

1:57 p. m.  
Anonymous maha dijo...

abu.
q ganas de ajiaco.

5:00 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

se ve que tenei una tendencia clara a alejar a la gente que se interesa en vos. por qué?

2:06 p. m.  
Blogger analu dijo...

"Sé que ya pasé de ser una parte importante de tu vida a un extra. Vamos en diferentes direcciones, dices. Ya tenemos otras prioridades. Hablas por mi, como si estuvieras seguro que pienso igual. Pero en el centro sé que no hay nada que pueda decir para cambiar las cosas. Ya tomaste una decisión, no vienes a preguntarme, sino a avisarme."


Eso resumió algo que me duele TANTO!

Fuck... por eso leerte a veces me hace malo :(

5:36 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal