11 oct. 2005

Al banquillo de los acusados

Podría cubrir con brea y plumas al mequetrefe que inventó eso de “cuando hay patadas, hay pa’ todos”. ¿En qué estaba pensando? Ayer estaba yo sentada breteando como hace días no lo hacía. Después de dos horas corridas de mecanografiar a altas velocidades dignas de primer puesto en escuela de secretariado, decidí que me merecía un descanso mental. Así que abrí el msn, y le pedí un URL a un compa. Voy yo viendo la página, justamente un URL alterno para entrar a 89db, ya que lo tengo bloqueado. Hacía semanas que no entraba, desde inicios de septiembre… qué mejor momento que después de haber terminado mi misión laboral para despistarme en babosadas? Maldita sea el momento que lo hice. ¿Qué iba a saber que el jefe seguía en el trabajo? Pues si. Llegó justo en el momento donde estaba yo escribiendo en ráfagas emocionadas sobre un juego de póker la semana pasada. Pero, ¿creen Uds que me metí en problemas por el foro? Ah, no. Fue esa cochina ventanita del Chat a la que el patrón le hizo clic y se desplegó en toda su gloria. Medea incriminada. No hay manera de quitarse el tiro. ¿Resultado? Una noche sin dormir, tratando de concluir si es una señal del cielo para que me vaya o son pruebas de carácter para que me quede y madure.

Así que hoy ya oficialmente estoy entre ojos. A pesar que no hay quejas a nivel laboral. Aunque me dan una fecha de entrega y ahí están los archivos para cuando me los piden. Por más que entregue proyectos bien hechos en el mínimo de tiempo. Ah no, si me dejan a mí usar el msn, tendrían que dejar a todos. Por qué no me dio por trabajar en una empresa donde no controlan tanto a sus empleados y los chinean? Donde las reglas cambian según el individuo? Me da chicha que cuando había robos en la cocina de comida, los jefes parecía que no existieran, pero ahora me hacen todo un pleito porque uso un Chat. Qué hizo de malo el Chat? Hacerme compañía? Conectarme con la gente a quien nunca veo? Me hacía feliz aunque no hubiera nadie online. ¿Cuánto tiempo faltará para que me bloqueen el blogger también?

En el equipo pasado era todavía más grave el asunto. Se la pasaban viendo pelos, descargando juegos multiplayer, llegando horas tarde, no haciendo trabajo… ahora nosotros pagamos por sus faltas. Obvio que no soy la única que se distrae del departamento actualmente. Solo que otros lo hacen de maneras que no están prohibidas. Hablar con compañeros, pasarse notitas, levantarse y conversar, agarrar breaks de 30 minutos. Hay compañeros que se echan la siesta y me recuerdan a Medea sentada en las aulas universitarias al dormir sin cabecear. Pero como mi falta estaba contemplada, y mi compu está en posición idónea para que cualquiera que pase por la puerta se fije en lo que hago, me fui en banda.

Esto me pasa por romper el 11 mandamiento: Que nadie se de cuenta.

3 Comentarios:

Anonymous liz dijo...

Es la mentalidad de jefes retrogados. Si ellos estarian vagabundeando con un chat, pues entonces TODO el mundo va a vagabundear. No importa que ya no haya trabajo que hacer, porque para ellos seguro que la mejor forma de ocupar el tiempo es haciendo y deshaciendo lo escrito, para verse ocupado. Sigh. Mejor ser el propio jefe. Que si uno dijera: Me jalo porque me siento limitada y subutilizada, pues ahi si buscarian como arreglar asuntos.

6:10 p. m.  
Blogger EricJ dijo...

Bad management all the way! ...

Eso se llama ser un gerente old school

10:46 p. m.  
Blogger Onironauta dijo...

fatal... en mi trabajo anterior yo era el que controlaba a todo mundo... eso signfica que yo podia hacer lo que quisiera con la internet! jaja ya veo porque no te he vuelto a ver conectada :(

12:08 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal