2 dic. 2005

certezas

A los 11 años, cuando alguien me preguntaba qué quería ser de grande, tenía una respuesta certera: Comunicadora entre especies. Pensaba que el trabajo de Dian Fossey, y la Dra. Francine Patterson era lo máximo a lo que podría aspirar, y me leí biografías, compraba revistas, me encerraba en la biblioteca de mi escuela a leer y ver fotos de la gorila Koko utilizando un teclado adaptado, comunicandose por lenguaje de señas, y me impresionaba el concepto de poder tener una conversación con un gorila sobre sentimientos, instincto maternal y por qué no, un día llegar a conversar de filosofía, teología y qué cree que hay más allá.

Muchos años después, esa niña que quería ser veterinaria-comunicadora pasó a querer ser misionera, maestra y finalmente arquitecta. Eventualmente ninguno de esos sueños se logró cuajar y terminé como teatrera no practicante (así, como una religión) y "escritora" o para no ofender suceptibilidades "creadora, digitadora y editora de texto optimizado para páginas web". Curioseando, hoy regresé a mis merodeos pro el mundo de los primates, y me di cuenta que todavía queda gran parte de mi que se impacta y emociona con el hecho que una gorilla de 30 años sea capaz de no sólo comunicar sus necesidades básicas sino que
reacciona a las conversaciones humanas o chismes que se dan a su alrededor.

Recuerdo que en mi pasión por los gorilas, estaba completamente motivada: escribía cartas, participaba en recolectar fondos, leía, y soñaba estudiar comunicación entre especies... si en algún lado existía esa carrera, y que algún día estaría trabajando para la fundación de gorilas. Quisiera volver a encontrar esa pasión que me movía, me motivaba, me hacía tomar la iniciativa y hacer que sucedieran las cosas. Jugueteo con la idea de seguir mi sueño de infancia, pero ahora me da miedo.

Miedo de no volver a encontrar ese impulso, ese espíritu de lucha. Que no se puede resucitar emociones ni convicciones, que ya he cambiado y un pajarito no puede regresar al cascarón. Pero además del miedo, queda una alegría... he sentido la fuerza, aunque de una manera precoz, de la vocación y la convicción por un propósito. Está en mi. Ahora me toca encontrarlo y hacerlo crecer.

6 Comentarios:

Blogger Caro dijo...

Esa es la grandeza de los niños, no les dan miedo las cosas desconocidas.
Por ejemplo uno de chiquillo se monta en cuanto juego mecánico ve porque no le da miedo. Los niños son intrepidos y valientes, no tienen complejos, ni miedos metidos en la cabeza. La mente de los niños tampoco tiene límites ellos sueñn sin pensar en plata o limitantes externas. Ellos tienen mentes invencibles.
Yo tuve muchos sueños de niña que se quedaron rezagados, pero de las lucidas imágenes que quedan sé que se puede recobrar algo.

6:38 p. m.  
Blogger Sneaksleep dijo...

Acabo de pasar una hora viendo las paginas de Koko. Creo que vale la pena explorar un poco mas tus opciones! :) Yo de chica (y luego ni tan chica) pase por querer ser: bombero, bailarina, arqueologa, veterinaria, escritora, artista, guia de camping, quiropractica (asi se dice?), y profesora (la unica que logre hacer en la vida real--pero no de lo que habia pensado).

10:14 p. m.  
Blogger julia dijo...

Me encanta leerte

7:29 a. m.  
Blogger DCifuentes dijo...

Habia una pelicula con el mae q salio en Godzilla version gringa de los 90, de un monito muy inteligente... no se porq leyendo recorde eso.

3:49 p. m.  
Blogger medea dijo...

The virgil project. Del chimpance que lo entrenan a pilotear naves para ver que sucede con radiaciones en humanos, y que el mae se da cuenta que el chimpancé sabe lenguaje de señas. Éxito de película.. Lloré demasiado.

7:22 a. m.  
Blogger Cianuro dijo...

Me ha pasado lo mismo... todos los suenhos que tenia de carajillo no los logre cumplir: cantante, actor, superheroe, astronauta, veterinario, profesor de ciencias.

Ahora ya termine la U, y no me siento como que haya seguido vocacion alguna. Me da mucho miedo empezar de nuevo... Cuando uno es carajillo, no le da miedo cometer errores, pero cuando crece le aterra!!! (bueno, por lo menos a mi si)

Asi que como todo adulto, cambie los suenhos de la ninhez por las neurosis de la vida responsable...

Gracias por la terapia

10:49 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal