16 dic. 2005

It's oh so quiet...

Hoy el Boulevard estuvo poblado del silencio de muchos pies dando pasos.
...

El bus contuvo el ruido de personas que se dedican a no hablar.

...

La oficina zumbó con el sonido de papel envolviendo cajas con regalos para niños huérfanos.

...

La cocina susurró con tamales deslizándose de sus hogares de hoja de plátano.

...

Hoy me di cuenta que en la oficina no hay risas de colacho sino de Niño Dios.

...

Creo que mi alma hoy no mira sino que escucha.

6 Comentarios:

Blogger Caro dijo...

A veces escuchar es lo mejor.
Uno puede darse cuenta de muchas cosas que normalmente ignora, todo es cuestion de escuchar las cosas a las que en el día a día nunca les ponemos atención.
Escuchar los árboles, el viento y lo que realmente quieren decir las personas cuando hablan.
Muchas veces escuchamos lo que nosotros queremos y no lo que realmente están diciendo las personas y cosas.
Escuchar es también una virtud y no son todas las personas las que saben hacerlo.
Disfrute lo que su alma escucha y pongale atención si encuentra algo que le gusta, así puede que si algún día lo vuelve a escuchar probablemente lo reconozca...

Saludos en el silencio...

:D

2:42 p. m.  
Anonymous itzpapalotl dijo...

it's oh so still, you're all alone and so peaceful until...

2:48 p. m.  
Blogger EricJ dijo...

hoy fue un día de silencio.

"natural born killers" para acompañar

6:06 p. m.  
Blogger Solentiname dijo...

Me gustó mucho. Y se siente la diferencia entre la Navidad-Niño-Dios y el X-.mas-Santa-Claus.

10:19 p. m.  
Blogger Sil dijo...

qué bueno que es a veces apartarse de la dinámica para ser sólo espectador.

7:01 a. m.  
Anonymous xtian dijo...

uy, me gustó mucho leer eso, miss medea.

1:22 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal