29 dic. 2005

Memoria de teflon

Hoy es de esos días en los que siento que debo detenerme y preguntarme: que putas estaba pensando?



Declaro que he estado en una semana agotadora en el trabajo, laburando bajo extrema presión para alcanzar una fecha de entrega próxima. O sea, mañana.

Que estos días he estado celebrando el fin de año y que desde el lunes no duermo en mi casa.

Que sabiendo que el jueves estaría extremadamente ocupada con visitas, decidí salir ayer con alguien de suma importancia.

Poniendo esa información como antecedente: ayer a las 4:00 pm coordiné mis actividades vespertinas

Sin mala intención hice planes por el lado oeste de la ciudad que eventualmente migraron al lado este.

Una cena temprana (hacía mucha hambre!) y una invitación tentadora absorbieron totalmente mi interés.

Dadas las circunstancias, mi celular quedó olvidado y no me volví a acordar del susodicho aparato hasta hoy.

Hoy en la mañana miré el celular. 9 llamadas perdidas. 8 mensajes de texto.

Situación crítica de la que no se podía hacer nada: Unos amigos habían llegado de paso desde la playa a Monteverde y se tenían que quedar en casa. Llegaron, los dejaron pasar, llegó mi hermana. Recibí mensajes de las 2 partes. Problema principal? Yo no estaba. No contestaba el teléfono, no llegué a dormir.

Esta mañana devuelvo la llamada desde mi moribundo celular (3 días sin cargar hacen estragos). Mi hermana contesta y me cuenta que mis amigos ya se fueron a Monteverde.

Sobra decir que la goma moral es grave. Pero definitivamente no fue con mala intención: en buena y sana teoría (en mi mundo despistado), ellos llegaban hoy jueves, e íbamos a ir a los festejos a un concierto. No conté conque 28 NO era jueves.

Ahora me toca hacer las llamadas para disculparme con todas las partes involucradas: Mi hermana, resentida porque no me ve desde hace días. Mis amigos, supongo que confundidos por mi desaparición. Yo, un poco asustada por este estado que me tiene orbitando muy lejos de la tierra y asuntos mundanos.

No quisiera descuidar mi familia y amigos... pero tampoco quiero dejar ir lo mejor que me ha pasado en los últimos tiempos.

15 Comentarios:

Blogger Cherrish dijo...

Mientras valga la pena!!!

2:25 p. m.  
Blogger Caro dijo...

Es horrible cuando a uno le pasan cosas así.
Eso que uno ni sabe que día fue qué cosa. No se tiene noción del tiempo, de la gente, ni de las cosas pendientes.
Yo he estado así y camino porque deveras, pero es como andar como zombie todo el día, como andar fuera de sí.
Luego uno se siente mal, si es cierto, pero bien dice el dicho no hay mal que dure cien años esas cosas a los días pasan...

Espero que lleguen pronto sus días de volver a olvidar esas cosas.

:D

Saludos

3:35 p. m.  
Anonymous Edd dijo...

De hecho...
si valio la pena... si por alguna razon no cambia esa noche por algo...
Bueh... no se puede siempre pensar en los demas...

5:51 p. m.  
Blogger Ventolin dijo...

a mi también me tiene preocupado el resentimiento de mi familia y amigos... todos los días me llama un representante de alguno de los dos equipos preguntando con tono reclamatorio: "que! cuando viene?!".

Ahora no me anima mucho el que el domingo seguro la calle estará llena de gente de regreso (yo vengo de San Carlos). Si Dios quiere mañana nos vamos para allá.

6:05 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

andabas portandote mal, medeita? lol q buena nota ;) cuente los detalles!! jajaja

7:28 p. m.  
Blogger Sirena dijo...

¡Disfrutalo y desconectá la culpa, así como el celular!

11:14 p. m.  
Blogger Ana dijo...

Será tan difícil hacerlos entender que es un momento importante donde estamos aprovechando lo que vivimos?? Sé que es egoísta, y a lo que recurro ahora es a dejar de lado la goma moral, total tampoco es que uno pasa todo el día planeando como les va a quedar mal. Te entiendo!!

1:44 a. m.  
Blogger Damian dijo...

Para tus amigos y tu hermana, si fuera yo, les diría lo que siempre digo:

Shit Happens.

Tu situación es más que entendible. Ellos seguro comprenderán (o comprendieron...) :P

2:09 a. m.  
Blogger medea dijo...

all's well that ends well.

Ayer llegué a la casa y estaba el equipaje de mis amigos. Fuimos a comer algo, a ver chicken little, conversamos, tomamos sangría. Todavía me quieren. A mi hermana le compre un mini regalo pero no logré hablar con ella ni verla (estaba dormida cuando llegó).

y para mejorar todo, llamé a mis papás.

7:15 a. m.  
Blogger Caro dijo...

Qué bueno! Parece que todo se le esta arreglando. No creo que un amigo que se enoje eternamente por eso sea el mejor amigo que pueda ser. A todos se nos van cosas, somos humanos y tenemos fallos. Que se le olvidó, pues bueno a ellos les ha pasado de fijo y si no les va a llegar a pasar a menos que sean una agenda viviente. Aun así y habra otra cosa que se les olvide. Con la familia, pues bien hay que aprender a llevarse total y va a ser familia de uno toda la vida. Hay que comprender antes de cricificar.
A quién no le ha pasado...

:P

Saludos

8:59 a. m.  
Blogger La Pulga dijo...

Siempre lo he dicho, si uno tiene que ir a hacer el amor es mejor ir hacerlo y hacerle caso al cuerpo!!

10:27 a. m.  
Anonymous Flavia dijo...

Tranqui ché, lo que deberías es aceptar que tienes la cabeza en mil cosas y que vives en tu propio mundo...eso me parece una cualidad extraordinaria, algo así como el regreso a la inocencia. Disfruta lo que estás viviendo sin parar!!!

10:56 a. m.  
Anonymous Lía dijo...

Como dicen por aquí "que te quiten lo bailao!"
Feliz año nuevo guapa!

2:38 p. m.  
Blogger Onironauta dijo...

por lo menos salieron muchas cosas buenas de todo :)

12:44 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¡Ah!
No, no es horrible que pasen cosas así. Tampoco hay que sentir culpa.
A lo sumo, una pena sincera por el fiasco y que las partes afectadas lo sepan.
Y como colofón aprovechar todas las enseñanzas del incidente.
Caso cerrado.
Es tan corta y tan hermosa la vida que no hay que cargarla con más lastre del que ya tiene por naturaleza.

4:42 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal