20 feb. 2006

Devuélvame a San José!


El sábado presencie la reapropiación de un espacio público, perdido para la mayoría de ciudadanos. Estaba en el concierto de la Papaya, disfrutando del concierto, del calor humano, de la música. Tenía una misión como groupie autonombrada e iba a ver al Perro, y a conocer a los otros grupos nuevos para mi. El concierto se llevó a cabo en el costado Oeste de la Escuela metálica en San José, por el parque Morazán. Un espacio que no me sonó muy lógico cuando escuché por primera vez del festival, que poco a poco iba teniendo más sentido y que ya estando ahí, no puedo creer cual pudo haber sido un lugar más atinado.


Al homenajear San José como capital de la Cultura 2006, tiene mucho sentido hacerlo en el centro de la ciudad, y fue una apuesta que disfruté. Lejos de hacer esos mega conciertos horrorosos en la Avenida Segunda donde la ciudad entera te maldice por bloquearles una avenida principal, el hacerlo en este parqueo y cerca del parque fue un exitaso. La facilidad para llegar en bus, el precio tan cómodo, el buen sistema de sonido, la genial organización... tal vez quienes tengan más criterio y experiencia en lo que son conciertos le saquen 125 diferentes defectos y fallas, pero yo estaba en una nube musical y geográfica. Ya cuando tocaba un grupo muy conocido nacional comenzó el éxodo de bastantes de los asistentes del PapayaFest. Llegar a tiempo a los últimos buses, la pereza de escuchar nuevamente las mismas canciones, y el hambre por algo que no fuera perro caliente nos llevó a salir del concierto a eso de las 10:30. Y fue saliendo que pude comprender otro posible impacto del concierto además de dar a conocer la música Centroamericana. Me di cuenta que El Parque Morazán estaba poblado de jóvenes, parejas, familias y alguno que otro turista, disfrutando de gratis el Papaya Fest. Creo que ni de día había visto ese parque tan habitado. Mi mente me falla o sencillamente no recuerdo lo que es irme a sentar a un parque nada más a pasar el tiempo, a disfrutar de la ciudad. Lo más similar en mi vida reciente y no tan reciente es sentarme a leer bajo un árbol en la UCR, y el inquieto esperar por alguien en la Plaza de la Cultura frente a la Mac, o encontrarme con alguien en el Parque Central, y dedicarme a ver el parque desde la entrada del BK Palace. Pero el sábado estuve sentada en un murito frente a la escuela metálica. Ví gente joven caminando, cantando, con sonrisas de oreja a oreja: todo a las 10:30 de la noche. Fui feliz. Al chile que me cuadra la ciudad. Quiero vivir en un edificio citadino con otra gente joven que comparta mi mismo sueño de hacer de San José un genial lugar para vivir y divertirse. Pienso que lo único que se necesita para sentirme segura en la ciudad es la presencia de otras personas con ideales similares. No vi ni un solo miembro de la fuerza pública, no había carros policiales, ni guardas de seguridad. Solo había gente. Gente sentada en bancas, en pretiles, en muritos. Gente circulando, caminando, movilizándose. Gente que venía del trabajo y se detuvo un rato a ver el concierto por sobre la reja que separaba el parqueo del resto del mundo. Gente que, como yo, ya había visto a los toros desde cerca y ahora observaba a los que los veían de la barrera.

Ya los jóvenes han ido acercándose al centro de San José en la noche. Después de la Calle de la Amargura, los alrededores del Antiguo Cine California se convirtieron en el nuevo "playground". Comenzó con El Cielo, Area City, llegó tribal, La Esquina, KyS (versión outlet). 83 Sur. Y cada vez se acerca más el movimiento joven al corazón urbano de San José. Hay que encontrar y apropiarse de los lugares accesibles en transporte público. Lugares que nos convierten a todos en pares, en equivalentes. Zonas con parques, con bancas, con árboles. Donde una pareja puede sentarse y tomar una botellita de vino compartiendo confidencias. Donde jóvenes pueden sentarse en un pollito y estaren grupos conversando, fumando, disfrutando de la fría noche. Ver personas circulando. La gente es la que le da vida a una ciudad. La gente es la que está en capacidad de retomarla y hacerla propia. No es cuestión de más policías. No es cuestión de Disneylandizar el área. Es un concepto de gente, de grupo, de unidad. Seguir el sentido común que nos dicta que ir sola por la calle no es tan seguro como ir con otra persona o con varias más. Y si todos decidimos salir a las calles, encontraremos esa sensación de seguridad en manada. Como ejemplo, nadie camina por el costado Norte del Cine California al no ser que vaya a hacer algo que no quiere que nadie vea o que busque ser asaltado. Pero la calle al sur, está tan cargada de gente que nadie duda que es mucho más seguro. Nada las diferencia, excepto la cantidad de gente presente.

Yo quiero regresar a noches como el sábado donde puedo caminar por un parque, agarrar el bus, toparme conocidos. Que pueda ir caminando tranquilamente a disfrutar del centro, a disfrutar de los parques, a disfrutar de la ciudad, a hacerlo de día y de noche. La ciudad es nuestra, y a veces no entiendo por qué la tenemos tan abandonada.

Grafiteado como:
, ,

5 Comentarios:

Anonymous Francisco Duran dijo...

Yo no quise ir a ninguno de los conciertos porque a mi me gusta la música más basura, más comercial. Pero el sábado pasé justamente al frente del parqueo donde estaba todo y también me impresionó ver todo el molote bien organizado de gente por Chepe.

Y yo creo que esos molotes si ayudan a cambiarle la cara a la ciudad porque usualmente por esas calles en la noche la cosa se llena de trasvestis y el sabado no había ni uno, era otra vara.

La verdad que a mi tambien me gustaría vivir en San José algún día.

2:49 p. m.  
Blogger Javier el Gusanoide dijo...

Esa idea de urbanizar SJO me parece genial, ojalá lo logren hacer y de una buena manera.

Para mi ir a Chepe se ha vuelto casi un suplicio, además que hay muy poco que ver, pues, que decir de un país que botó la Antigua Biblioteca Nal. para hacer un parqueo.

4:17 p. m.  
Blogger julia dijo...

Medea, necesito hablar con vos...comunicate conmigo por favor al 224-9265 o 384-5903.
Me encantaría publicar esto en informa-tico. com
Es una joya.
Gracias.

7:44 a. m.  
Anonymous Kaos dijo...

Medea, vos no sos escritora o periodista? Deberías. Me encanta como escribes.

Muy cierto. YO no fui al Papaya Fest... creo q por sedentario, pero leyendo tu post me he arrepentido...

10:43 a. m.  
Blogger Jaqui dijo...

Di me declaro escapista de SJ. Trato de evitarlo lo máximo posible. Simplemente me atrofia.

Esa idea de lograr convertirlo en un lugar que no sea el paso para agarrar los buses, suena genial. Dificil, pero genial.

4:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal