8 feb. 2006

it sucks to be you

Todo es cuestión de perspectiva. Mi trabajo es monótono, aburrido y no explota mi potencial, pero al chile que mi vida es color de rosa si la comparo con otros trabajos:

Podría trabajar de empacadora en un supermercado. Marcar tarjeta para entrar, ir al baño, almorzar y salir. Todo el día de pie y recibiendo instrucciones de compradores quienes piensan que SU manera de empacar bolsas es la única manera de hacerlo.

Podría ser operaria de una maquila, pegando el paral derecho del pantalón. Después podría graduarme a hacer la costura de la bolsa izquierda. weee!

Podría ser chofer de bus y estar todo el día metida en presas con gente que te grita y te odia solo por ser chofer de bus.

Podría trabajar de recolectora de peajes. Ahí si que ir al baño es un lujo. Use pañales.

Miscelánea de algún estadio. Ud sabe que es limpiar esos baños inmundos y el muladar de las graderías?

Hacer aseo en un bar como terrabU. Los asquerosos baños y vómito por todo lado. Y sangre de las grescas entre borrachos.

Trabajar de dependiente de tienda durante navidad. Sobre todo en departamento de regalos.

Dar servicio al cliente en una empresa con malas relaciones públicas. Que bonito escuchar gritos de cosas que NO puedes cambiar.

Ser digitador de encuestas. No hacerlas, simplemente tener que pasar datos a hojas excel. Hacerlas solo sería fatal si me tocara estar bien vestida con tacones mientras trato de hacer que alguien me conteste las cochinas preguntas.

Trabajar en las cocinas de McDonalds. Demasiado calor y ese insoportable olor a sobaco rancio que despiden las hamburguesas, para tener el dudoso placer de que te den almuerzos.

Datascension. telephone jockey in cube farm, pero sin la privacidad de tener cubículos. Maquíla telefónica.

Vendedor puerta a puerta. Ojalá con productos difíciles de transportar o que NADIE quiere comprar.

Limpiador de tanques sépticos. Y no hay más que agregar.

Hasta me comienzo a sentir chineada.

tags:, ,

12 Comentarios:

Blogger Sardina albina dijo...

Jeje, comenzaste el bitch temprano y antes que el stitch, mujer.

4:10 p. m.  
Anonymous Edward dijo...

Pues si, esa es la mejor manera de verlo para "curar" la pereza de un trabajo, siempre hasta cierto punto se vuelve tan aburrido q dan ganas cambiar. Cuando en realidad otros matarían por tenerlo... Somos seres infinitamente inconformes.

5:00 p. m.  
Anonymous ch|o dijo...

o podrías ser programadora... :D

5:12 p. m.  
Blogger Citrus dijo...

Pienso que cualquier trabajo dignifica al hombre. [excepto los ilícitos, o los alcahuetes (ie: ser chancero a los 25 años y sin alguna discapacidad)].

Adicionalmente, créalo o no, hay gente que disfruta todos y cada uno de esos oficios. Eso lo he aprendido con el paso de los años.

Sí, en el mundo existe quién disfrute de lavar excusados.

5:26 p. m.  
Blogger beto dijo...

El trabajo perfecto no existe. Aún si estamos en una situación en que creemos no poder estar mejor siempre habrán cosas y momentos que nos incomodan.

Sin embargo este post me parece una reflexión bastante sabia de tu parte. Hace mucho que aprendí a dejar de quejarme de mi trabajo después de hacer un análisis como este. Aunque no voy a negar que me ha tomado años y experiencia llegar a donde estoy ahora...

5:46 p. m.  
Anonymous Rafael dijo...

A mí lo que pasa es que no me gustan los trabajos con horario definido. En todos los años que trabajé como ingeniero en telecomunicaciones creo apenas hubo dos o tres días en que no tuve que hacer un "examen de conciencia" como el tuyo para poder aguantar la tirria y el desencanto.

Por dicha ya no estoy en eso y ahora me dedico a leer, escribir y estudiar casi que profesionalmente (estoy haciendo un doctorado en Filosofía), que es lo que a mí siempre me ha gustado hacer.

O sea que no hay que perder la esperanza.

11:29 p. m.  
Blogger Solentiname dijo...

Le necesidad a veces tiene cara de caballo... este recuento también lo pone a pensar a uno en el trato que debe darle a las personas con works from hell. Un buenos días, gracias o sonrisas nunca sobran.

6:40 a. m.  
Blogger Ana dijo...

Hay gente que disfruta tanto de algunos de esos trabajos, en el especial el de Datascension y demás maquilas telefónicas. No tanto que lo necesiten, les gusta!! Y yo aún no entiendo muy bien por qué.

9:48 a. m.  
Blogger EricJ dijo...

yo no se cómo voy a hacer si mi trabajo se convierte algún día en sentarme en un cúbiculo cual burócrata privado, con almuerzo de 1.30 h en el food court más cercano, viajando en el mismo bus todos los días, y riéndome de los mismas estúpidas ocurrencias de los compañeros y los jefes.

disfruto mi momento de trabajar en mi casa, ¡awh!

12:28 p. m.  
Blogger Sil dijo...

de todo hay para todo... sí...

Concuerdo en que no me gusta ninguno de los trabajos que citás arriba, pero uno nunca sabe.

:-D

8:56 p. m.  
Anonymous Kaos dijo...

Programador... shit chlo me awebás!

Trabajo perfecto? Creo que el problema es que a nadie le gusta trabajar. Excepto que su trabajo sea lo que siempre ha querido hacer y no sea una obligación sino una vocación.

Amar su trabajo es una de las cosas más difíciles... pero ver que se puede estar peor siempre ayuda :D

2:32 p. m.  
Blogger Cianuro dijo...

puff.. mala idea que un maquilador telefonico como yo responda jajaja..

Pues si, no me gusta trabajar, pero admito que deben haber otros trabajos peores: demostradora de supermercado, encargado de limpieza en un motel, en fin...

Animo! las cosas siempre pueden estar peor (lo lamento, soy el peor optimista del mundo)

9:09 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal