13 mar. 2006

I'm moving on up, You're moving on out, Time to break free, Nothing can stop me.

Desde aquel post sobre las decisiones difíciles de tomar, y sobre la apertura de mente, ciertos eventos han venido sucediendo en mi vida que hacen que recapacite las decisiones, y ha sido duro enfrentarme con que las opciones que estudié tan serenamente, las opciones que medí y los números que calculé hace tres meses ya. no. sirven.


Desde Noviembre del año pasado estoy con el patín de mudarme. Cansada de levantarme tan temprano, tener que lidiar con el chichoso chofer de la ruta Sabanilla-Betania que en el mejor de los días me abre la puerta del bus a regañadientes, la mayoría de casos se resiste a subirme porque "ya no hay campo" (ajá... excepto que veo bien claro que hay espacio atrás y la mayoría que hace tumulto en la puerta son los que se bajan en la próxima parada), y que cuando se siente particularmente bondadosa me ahorra el enfrentamiento y simplemente acelera en vez de frenar en la parada. Cansada de cruzar San José en las tardes cuando la presa no avanza y uno está en un bus atiborrado de borrajas que creen que sus gritos de chimpancé son lo más exitoso desde el invento de las bombas guanacastecas y el "guipipía". Cansada de vivir en compañía de una "pareja feliz" cuando disfrutaba mi soledad y buscando escapar de la caída en los viejos roles hogareños que se tienden a cumplir cuando uno vive con familia y que logran la regresión a los patrones qeu seguía cuando tenía 7 años y lloraba porque me hacían tender la cama antes de salir a jugar.

Entonces busqué apartamentos por Sabana Sur. Mejor idea imposible. Me quedaba cerca del trabajo, del gimnasio, de mis amigas. Cerca del tren. Podría llegar a descansar temprano a casa, en vez de estarme subiendo a un bus de Sabana Cementerio para después hacer trasbordo a otra ruta, estaría llegando a mi casa. Nuevamente tendría mi independencia, mi libertad, la sensación de bienestar que me trae saber que soy dueña de mi tiempo y responsable de mis cosas. En medio de esa búsqueda de espacio propio apareció Ojos Café y de pronto mi vida ya no era igual. Ya casi no estaba en casa, pasaba a cambiarme de ropa y a lavar y arrancaba nuevamente a otros rumbos. Los conflictos eran evitables y era exitosa evitándolos. Mi vida extra laboral se fue anclando en la zona Este de la ciudad, el trabajo se convirtió en esa interrupción al resto de mi vida: contrario a como era antes, mi vida ya no consistía en trabajo-casa, sino que comenzaba cuando marcaba tarjeta a la salida. Iniciaron ensayos de la obra de teatro: reuniones dos o tres veces por semana en Guadalupe o en La California. Grupo de tejido, grupo de mujeres, últimamente arquería. Viví en una linda nube de "que mundo más perfecto" y me olvidé de los planes de buscar mi independencia geográfica. Igual seguía fijandome en los rótulos de "se alquila", leía descripciones de apartamentos y apuntaba teléfonos en mi celular que marcaba con la palabra "alquiler".

En un arranque de "tomar al toro por los cuernos" y de terminar de resolver mi vida, hice más que simplemente leer los clasificados para buscar apartamentos. Subrayé, apunté y llamé a algunos apartamentos y fui a verlos. Ya que tenía que venir a los lados de la Sabana, aproveché para ver un par de lugares. Uno de ellos me cautivó. Pequeño, acogedor, interesante. Muy cerca del trabajo, pero no tanto que ahogue. Un abastecedor a los 25 metros. Netcafé a menos de 200 metros. Restaurantes, cafeterías y gimnasio en un radio menor a 1km. Quedé encantada. Estaba decidida, había conseguido la refrigeradora y la cocina en préstamo y sólo necesitaría una tarde para mudarme, y podría estar acomodada en un mini-studio en lo que cantara un gallo. Pero me lleva el demonio. Nótese el "estaba". Hoy ya no. No sé si es por el miedo a lo diferente y nuevo que estoy dudando y debería ignorarlo y seguir adelante, o si será un ataque extraño y súbdito de sentido común incitado por mi hermana y debería prestarle atención.

Con argumentos contundentes me hizo saber que si con las justas llego a fin de mes compartiendo casa con otras 2 personas... cómo haré para pagar el depa sola? Sacrificios? Ok... que pasa con mis planes de viajar a finales del año? Renuncio a ellos? Eh... ya no me gusta tanto la idea. Si bien el transporte de y al trabajo se facilitaría en un 90%... que pasa con TODAS las actividades que tengo en las noches en San Pedro? Cómo planeo regresarme a mi casa, sola, de noche? El aparta tiene garaje, pero hay un pequeño detalle... yo NO tengo carro. No tengo moto tampoco ni siquiera una bicicleta o monopatín. Podría confiar en la bondad de los extraños para que me den "ride", pero qué pasará cuando no haya alguien que me pueda o quiera arrimar al depa? Ya a esas horas no hay bus, tendría que jugármela, o pagar taxi. Si con las justas me da tiempo de ver a Ojos Cafés con el horario tan abigarrado que manejo, cómo voy a lograrlo viviendo al otro lado de la ciudad?

Mi primera reacción fue de "mentira mentira! No oigo nada, soy de palo, tengo orejas de pescado! Lalalallalalalaaaaaa". Muy maduro de mi parte, lo sé. Después, con la advertencia que estaba reaccionando de la misma manera como lo haría alguien cuando le dicen "hey, ese mae no le conviene" y uno se hace el sordo, el que los "otros" no entienden y que uno conoce a la persona mejor que los demás, ignorando el hecho que los observadores objetivos no le dicen a uno esas cosas por hacerle el daño sino para ayudarlo, caí en cuenta que estaba equivocada, y que por estar empecinada en seguir mis "planes" había obviado varios detalles algo importantes.

Así que nuevamente al "drawing board", esta vez buscando un lugar que quede en la ciudad, posiblemente en el downtown. Un punto medio, un compromiso. Tal vez un poco más barato, tal vez no todavía sino en un tiempo. Dejar la urgencia de hacerlo ya, ahorrar para poder pagar la mudanza, el depósito y el alquiler sin tener que preocuparme de que por más que tengo una refri, está vacía. Con el orgullo un poco resentido, pero con la fortaleza de creer que es la decisión más sabia por el momento. Así que sigo en la búsqueda.





8 Comentarios:

Anonymous itzpapalotl dijo...

"Life is what happens while you are busy making other plans." John Lennon

10:31 a. m.  
Blogger Sardina albina dijo...

Le receto un Salmo (:P) To everything, tuuurn, turn turn... There is a season, tuuuurn, turn, turn...

Sorry, ando religiosa.

3:14 p. m.  
Anonymous Kaos dijo...

Mi consejo:

Read yourself. Ud tiene un blog muy interesante. Debería leerlo. ;)

Cada quien se acomoda como mejor le convenga. Y yo creo que le conviene más quedarse por San Pedro... (bueno aunque creo que hablo por mi, porque yo quiero vivir ahi :P)

6:09 p. m.  
Blogger Caro dijo...

Como cuesta acomodar las cosas para que le queden a uno bien para todo! :S

Creo que una buen comienzo sería establecer prioridades, bueno SUS prioridades. La vida no tiene sentido si uno vive para trabajar o si uno vive para los demás.

Creo que su mejor punto es que no le precisa, por el momento tiene donde pasar la noches y en caso de que una noche no, pues... pidale un campito a ojos cafes que de seguro le presta el rincón ;)

Espero que le vaya bien y que encuentre una forma de acomodar las cosas que le permita un balance para vivir felíz y cómoda.

Saludos

:D

8:04 p. m.  
Blogger Ana dijo...

Lo importante es que por el momento tenés a alguien a quien hacerle berrinches de "No oigo no oigo soy de palo", pero que después de eso lo pensás y te das cuenta que algo de razón tiene.

11:56 p. m.  
Blogger julia dijo...

Una semana en pausa, y luego volver a repensar lo mismo te dará una mejor idea para encontrar la justa medida entre lo que querés y lo que debés hacer.
Escuchá los consejos, pero que lo determinante sea lo que te diga tu corazón.

7:50 a. m.  
Anonymous Lilly dijo...

Hay una receta infalible: piense todo con la cabeza en frío. Tómese su tiempo, que por experiencia le digo que las decisiones tomadas a la carrera o con demasiada emoción tienden a ser las menos acertadas, porque pueden evitar que usted vea -- si existe-- la mosca en la sopa.

Osea, como decía mi abuela: "con paciencia y un garabato todo se logra". Así que medite bien las cosas, y me cuenta cómo va evolucionando la vara.

8:31 a. m.  
Blogger Jaqui dijo...

Ta dificil, más no imposible. Yo suelo ser impulsiva, pero ultimamente me he detenido a pensar un toque más las cosas. Aunque eso vaya en contra de mi voluntad, o por lo menos de mi insistencia.

9:38 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal