31 mar. 2006

le uiken

Una hora más y me escapo de acá y me voy a pasar un fin de semana en Turrialba. Iré a comprar tela y mandar a hacer pantalones para el trabajo... podría hacerlos yo, pero el saber coser me ha hecho darme cuenta que es mucho más fácil pagarle a alguien que se gana la vida de ello. La costura la dejo para cosas que quiero hacer, y no las que tengo que usar. También estaré rodeada de muchas mujeres tejedoras, de las que producen compulsivamente obras de arte para usar. El cliqueo de las agujas, conversaciones ilustradas con movimientos de manos que arrastran metros de lana para puntualizar. Tomar café en dosis exhorbitantes, dormir hasta tarde, leer libros que conocí en mi infancia y de los que ya me había olvidado hasta que veo el lomo en el librero y con curiosidad saco para sentir un aleteo en la panza de recordar de golpe las historias contenidas entre las tapas. Este escape es justo y necesario, salir de San José y celebrar mi libertad laboral. Tener tiempo para cavilar pensamientos mientras entrelazo gasas de hilo. Definir como voy a lidiar con tantos cambios de repente en mi vida: alejada de los demás puedo ver las cosas más objetivamente.

Los dejo con los enlaces de fin de semana:


Para todos aquellos quienes se han preguntado qué le pasó a Corky de La Vida Continúa.

Un nuevo blog.

Camisetas pre pixeladas

Cómo hacer sandalias de llanta de camión.

Quiz para medir que tan geeks somos. (yo saqué 30 de 60)

Catálogo de miedo de Fredericks of Hollywood. El anti sexy de la lencería sensual.

La burbuja de color: lo imposible realizado

Tutoriales sobre casas de árbol

2 Comentarios:

Blogger Jaqui dijo...

Espero estes disfrutando por allá...pensandolo, no conozco Turrialba.

Buenos links!

11:20 a. m.  
Blogger Denise dijo...

Quiero una casa de esas del árbol.

6:35 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal