16 abr. 2006

Cotidiano

Hoy fue un día provechoso a final de cuentas. Fui a almorzar y de compras al centro de San José, pasé al mall y alquilé películas, compré una blusa para el trabajo y tomé cerveza, comí papitas y vi películas. Nada mal, nada mal.

Qué maratónica de películas. Cuatro en una tarde. Vi Flores Rotas, Las Horas, Les Choristes y Sideways, y paralelo tejí un bolso. Eso después de haber visto ayer Truman Capote y Rent (oiga Sardina Albina, ya está en alquileres!), El efecto mariposa, Mrs. Henderson Presents, Dear Frankie y la ya mencionada Casanova.

Mis amigas se fueron hoy al mediodía de regreso a Monteverde, y quedé en la casa sola. Una casa que he dejado ponerse como un chiquero debido a visitas, reuniones y sinceramente, desatención. Mañana es el día. Ya no tengo más películas para ver (bueno, tal vez dos), y tengo muchas largas horas para llenar. El problema de tejer compulsivamente es que las manos se arratonan, entonces tengo que balancearlo con otras actividades: mañana haré oficio. Lavaré baños, ordenaré, aspiraré los sillones, barreré, lavaré ropa y sábanas, organizaré el chiquero que tengo por cuarto y en la de menos y me da tiempo para coser unos bolsos en la máquina.

La semana pasada cosí una cartera negra con rosado. Me quedó como la quería y me ha hecho sentir muy satisfecha con mis habilidades de costura. Los defectos que saltaban a la vista el primer día han ido desapareciendo de mi mente, y ahora lo que veo es lo espaciosa que es a pesar de no ser grande, las terminaciones que me quedaron de lo más profesionales, y el forro de mariposas que me hace feliz.

He estado nuevamente traveseando con wordpress a ver si migró el blog a mi propia página. Un amigo me había instalado el Wordpress y había organizado todo el asunto para hacermelo fácil de usar, pero ahora encuentro que al haberme saltado esos pasos por pura pereza, ahora me cuesta mucho más hacer cualquier cosa. Entonces estoy tratando de comenzar desde cero, entendiendo cómo se hace y cómo funciona y los porqués, necesito tener toda la información para sentirme capaz de resolver problemas a futuro. Es todo un proceso de aprendizaje. También es la primera vez que estoy siguiendo un patrón de crochet. Ya habiendo seguido un sencillo patrón repetitivo (de cada 43 filas) en tejido con dos agujas, me sentí preparada para enfrentarme a un jeroglífico de ganchillo y con algunos errores aquí y allá, ya tengo el cuerpo de mi carterita. El patrón es de un libro que me trajeron de regalo, y ya tengo el segundo proyecto en la mira: unas pantuflas de conejo para estas noches frías en las que me da pereza andar con medias. Yo sí que podría estar por toda la casa con los pies enfundados en coquetos conejos como las pantuflas de las caricaturas.

2 Comentarios:

Blogger Sirena dijo...

Medea.. estaba tratando de ponerme al día pero cuando entro al archivo de marzo, algo que dice "metrics.performancing.com" pega todo... he intentado con explorer y con firefox...No sé si será mi compu pero revisá por si acaso. Saludos... luego regreso a ver si puedo ver para atrás. Hace mucho no vengo acá.

12:03 p. m.  
Anonymous Lilly dijo...

Conque ya te adentraste en el mundo del crochet! Qué puedo decir, a mí me encanta el crochet, pero será porque necesito adecuación curricular para el tricot... O más bien, para la vida en general.

12:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal