24 abr. 2006

No estoy sola!

Imagínense un día sin tele. Un día en que llegan del trabajo o de clases y no encienden el aparato. A qué dedicarían esas horas? Con quiénes conversarían, qué libros leerían? Escribirían cartas, saldrían a pasear o le dedicarían tiempo a un hobby? Esta semana, hay cientos de personas que se están descubriendo qué tanto necesitan la televisión en sus vidas. Esta semana es la semana de apagar el tele.


Leyendo mis bloglines, a través de
"Creating Passionate Users" me enteré de esta campaña que reta a la persona promedio a desafiar su adicción a la televisión. Adbusters, una revista de esas medio revolucionarias que no comparten la maña de venderse al mejor postor para llenar sus páginas de publicidad, está anunciando también la iniciativa: Turn off the TV week.

Yo no tengo tele, como muchas veces he comentado, he compartido y he tratado de convencer a otros. A veces me hace falta, a veces no. Pero recuerdo esas épocas donde encender el tele era lo primero que hacía al llegar a casa. Donde las 4:30 eran sagradas y fuera donde estuviera con mis amigos, buscábamos un tele para ver Caballeros del Zodiaco. Después en la U: a las 9 buscábamos un bar con el Clon en la pantalla para no perdernos las aventuras acompañadas de cerveza. Es una adicción. Porque ni siquiera lo disfrutaba; simplemente no me imaginaba apagando el televisor y alejándome por más que no hubiera NADA para ver y me la hubiera estado pasando cambiando canales a lo loco.

Los castigos de mis padres tenían que ver con privación de televisión... después llegó internet y la televisión dejó de ser lo primordial en nuestras vidas. Sin embargo, habiendo solo una compu en la casa, que sin tele, una de nosotras estaría sentada sin nada que hacer. Además, leer era lo que se hacía las noches que no había Dawson´s Creek, o antes del capítulo semanal de Friends.

Ahora, no me imagino mi vida con un tele constantemente compitiendo por mi atención. Quién ha salido conmigo podrá apreciar mi desprecio por sentarme cerca a un tele. Esa relación amor odio que tengo y el déficit atencional hacen que sin importar lo apasionante que esté la conversación, mi cabeza gira al tele y mi rostro se dibuja pasmado por la incredulidad de lo que fuera que están pasando en la pantalla. Parezco mongola y sufro regresión a los 3 años, donde ver a lala tirarse por un tobogán y después hacerlo "ota vez" me absorbe.

Por ejemplo... no hay nada más matapasiones para mi que un televisor en el dormitorio. La malévola tentación. Muñequitos que se mueven en la pantalla son demasiado atrayentes a mi vista! Me pongo a escoger entre un capítulo de South Park o Los Simpsons que nunca he visto e intimidad con la pareja. Entonces entra el temple de plomo y apagar el condenado aparato de una buena vez, porque mi "attention span" no resiste doble ataque. Que triste pensar que llegaría el momento donde sencillamente ni se cuestionaría la opción! Que la rutina televisiva ganaría. Despúés de todo, siempre se puede apercollar cuando acabe el episodio.

Por mi lado, mi Vade Retro al tele es como mi absoluta negativa a probar cocaína o éxtasis. O peyote, Mezcalina, LSD y sus derivados. O los opiáceos. En fin. De esas drogas poderosas que engatusan a tanta gente. Hay cosas que sé que no puedo manejar o controlar. Mi quijada entreabierta y los ojos vidriosos con el cerebro paralizado sin pensar en nada importante... Esa no es quien quiero ser. Mi vida es lo suficientemente monótona como para agregar que mi hobby es "ver tele". Puña, ya que me voy de la casa al brete y del brete a la casa, más vale tener excusas para estar en el hogar!

Así que si alguno está dispuest a arriesgarse a el experimento, acá hay una página que explica un poco más a fondo en qué consiste el proyecto. Si les da pereza, aquí les aviso: Pueden ver programas en la compu, pueden alquilar y ver series en DVD, o usar Tivo... La programación no está prohibida, es la mala maña de zapping lo que se quiere eliminar, al igual que utilizar el tele como "ambientación". La idea es ver programas concientemente, escoger los programas que queremos ver de una manera comprometida, y no simplemente para "ver que hay en la tele". Así que si les preocupa, se vale episodios de los Simpsons en la cama y con compañía, siempre y cuando esté programado en su horario, y no vaya a hacer estragos en la vida sexual.

Yo? No sé si pueda cumplir este reto. Las noches a solas en un cuarto de hotel sin conección a internet ni máquina de coser o suficiente lana para entretenerme por días y días serán probablemente mi talón de Aquiles. No se vale si sustituyo esta semana específica por todas las otras 51 semanas del año?

5 Comentarios:

Blogger Caro dijo...

Que difícil! Me confieso débil por el momento. No quiero dejar de ver que va a pasar con Desperate Housewives yo se que solo son un poco de viejas locas, pero se me hacen tan cercanas a la realidad en algunas ocasiones que la verdad no quiero perder el hilo.
Lo mismo pasa con Lost que aunque no se parece a la vida real si es muy interesante. Todo los días pasa algo más raro en esa isla.
Por ultimo mi "nueva adquisición" Grey's Anatomy, es una de esas series que uno simplemente quiere seguirle la trama, son doctores interns que estan al cuidado de doctores residentes y se hace una maraña de relaciones complejas entre ellos.

Que decepción! Ni he abierto el link que explicación de la semana de turn off TV y ya deserté. :(
Pero bueno, deporsi ya casi ni tiempo tengo para ver tele y esas tres son casi que lo único que veo aparte de algún rato de noticias.

Bueno medea, creo que voy a hacer las suyas y dejar esa semana para cuando se acaben las temporadas.
;)

Saludos!

11:36 p. m.  
Anonymous ch|o dijo...

el primer paso para dejar de ver televisión es, como dice medea, sacar el tele del cuarto. luego quitar el cable. a partir de ahí, la programación nacional se encarga de quitarle todo el atractivo a la televisión.

eso sí, no se les ocurra quitarme mi nintendo!

8:59 a. m.  
Anonymous Edd dijo...

Buen tema...
Yo me cansé de la tele cuando tuve una novia, y lo que haciamos todos los dias, era ver tele.. noticias... idioteces, lo que fuera... Igual la cuñada y su novio. NADA mas.

Llevo mas de un año y medio sin ver tele un rato, un par de veces me he sentado a ver los simpsons, pero cuando me gusta es x algun estreno en HBO.. cosa q hago cada 3 o 4 meses.

Veo 3 horas de TV x cada 1-2 meses.

Es algo mas tranquilo, siempre sobra q hacer, pero da pereza.. pq la television lo acostumbra a la fatiga...

Me gusta no ver tele, la comico es que en la vida diaria la gente habla mucho de episodios, anuncios y cosas asi... y yo con mis ojos yz bizcos de la ignorancia digo "ehh. No veo tele."

1:16 p. m.  
Blogger beto dijo...

Yo no tengo que imaginarme un dia sin tele. Yo lo vivo, casi todo el tiempo.

Eso sí, en lo que veo que están pasando los Simpsons o Family Guy, que quiten todo lo demás... :)

Medea, cómo es eso de que no vas a tener Internet en el hotel? Que yo sepa, ahora cualquier hotel de buen ver en USA lo ofrece, y de gratis...

6:16 p. m.  
Blogger Sneaksleep dijo...

No sabía de esto, pero me encanta la idea. Yo encuentro que cuando estoy sola en casa, veo mucho menos tele que cuando mi pareja también está. Eso me indica que él tiene una adicción más fuerte que la mía. Pero lo que más me entristece es lo que dices del televisor en el dormitorio. Él se acostumbró desde chico a dormirse con el dulce canto de la tele en sus oídos. Lo terrible es que eso muchas veces pasa cuando yo no tengo nada de sueño y prefiero hacer *otras cosas* con él. Espero que cuando nos cambiamos de casa, el dormitorio sea tan pequeño como para no dejar espacio para un televisor, ni siquiera de pantalla plana.

9:24 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal