25 may. 2006

Anaïs Nin

Vuelo sin eventualidades. Paso migración sin problemas mayores además de la curiosidad por el documento legal. Cansada. Las mismas películas del vuelo anterior: Big Momma's house 2 y Hoodwinked. Aprovecho y termino de leer el volumen 2 del Diario de Anaïs Nin. Paso páginas y marco pasajes con banderitas, rescatando palabras que regresaré a leer con más detenimiento.


Se dice que Anaïs es la voz femenina de la literatura, que habla por todas las mujeres desde una perspectiva de mujer. Tal vez la magia yace en que a pesar de ser universal en su estilo, siento que me está hablando directamente a mi, que está en mi cabeza, que sabe exactamente lo que sueño, vivo y pienso.

Habla de la neurosis y es como que me describiera la habitación donde dormía yo de niña. Sus inseguridades con respecto a los demás hacen eco en ese asumir que todo tiene que ver conmigo. Leo un párrafo que describe su incomodidad en fiestas y celebraciones, esas ganas de huir y escaparse mezclado con una sensación de no pertenencia y es como estar abriendo uno de mis viejos diarios. El sicoanálisis desde la perspectiva de un artista, esa búsqueda de tirar la neurosis hacia la creación me llama la atención.

Me quedo sentada en mi microasiento del avión con el libro frente a mi, el borde totalmente poblado de papelitos señalando un mapa de frases y párrafos imperdibles. El libro es prestado, y de por si no me decido a favor o en contra de rayar libros: es una señal indeleble de pensamientos que tocan mi centro, y tal vez es un conocimiento que no me gustaría dejar en manos de otros.

El blog es un diario público de cierta forma, pero es una versión editada. Lo que escribo en el cuaderno que he vuelto a andar conmigo no es lo que llego a transcribir sobre el teclado. Tal vez por eso no logre la honestidad y la universalidad de Nin... porque para ganar hay que arriesgar, y en estas épocas mi ego anda un poco magullado como para exponerse tal libremente a los elementos.

O sencillamente soy más June y Gonzalo que Anaïs o Simone de Beauvoir.






4 Comentarios:

Blogger julia dijo...

Diste en el clavo.
Hay que desnudarse para que salga el corazón, pero vas por buen camino.
Digo yo..
Suerte en el viaje.

11:19 p. m.  
Blogger Lía dijo...

Hace mucho tiempo que tengo pendiente leer a Anïs Nin, a lo mejor llegó el momento...

10:06 a. m.  
Blogger Murasaki dijo...

ganas de huir...escaparse...sensación de no pertenencia...?

Hm, me dieron ganas de leerla, creo que yo también sentiría que me habla directamente a mí.

Y sí, en el teclado quedan atoradas un montón de cosas que, en cambio, fluyen libremente a través del lápiz/pluma/pilot.....

5:38 p. m.  
Anonymous Koszta dijo...

Siento un placer muy callado, íntimo cuando sé que alguien hace descubrimientos que a mi me fueron dados en otros tiempos. En este caso un poco más de dieciséis años. Evocar esas sensaciones como si fuera la primera vez (siempre "la primera vez"). Ella tiene también una serie de excelentes relatos cortos.
¡Buen Provecho! y que sigas teniendo éxitos y buenos descubrimientos.

10:10 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal