29 may. 2006

Mojo

Caminaba con mis bolsitas, contenta de haberme comprado unos prendedores en Hot Topic, cuando de reojo vi a una muchacha gorda con el pelo colocho muy bonito caminando cerca a mi. El mundo se suspendió un momento y sentí un vacío gigante cuando me di cuenta que era mi reflejo en un espejo.
Fatal.


Nuevamente he regresado al ámbito donde dicen "la gordita" para referirse a mi. En ese momento la negatividad entro por las plantas de los pies, quemando como zapatos baratos usados sin medias sobre asfalto caliente. Subio por las piernas como pantimedias demasiado apretadas, se amarró a mi estómago como un calzón con elástico muy pequeño. Escurriendose en contra de la gravedad lo senti chorrearse hasta mi pecho, pegajoso, molesto, hiriente, un brassiere con las varillas salidas y torcidas. La sonrisa se cayó de mi rostro.

El cerebro entra en la operación, explicandome por qué en este mundo superficial de primeras impresiones no tengo ningún chance de conocer a alguien en un ambiente fuera del académico, intelectual, conversacional. Porque para atraer a alguien, tendría que hacerlo a fuerza de mi "belleza interna". Me repito que ésto es lo mejor, de por si. Que terrible ser una mujer objetificada. Que mujer está dispuesta a que la vean como un atractivo paquete primero y como persona de valía después? No hay que ser tan superficial. Claro. Mejor me lo repito varias veces a ver si me lo creo. Porque estoy necesitada de un self esteem boost. Recordarme a mi misma que las apariencias no lo son todo. Que para conocer gente es mejor dar una impresión de buena gente, de simpática, de inteligente y vivaz.

Acabo de cavar mi propia tumba. Porque tampoco funciono muy bien en esa área de ligue con personalidad. Esto explica por qué para ligar en un bar tiene más suerte un fresco de mozote. No sirvo para el flirteo. No soy "asertiva" ni "proactiva". Pero esa es mi excusa. En realidad no tengo ni la más remota idea de qué hacer si me liga alguien. Soy la chica del inexistente contacto visual. La que no vuelve a ver a nadie que no sea conocido y de confianza. Que no le habla a extraños (mi mamá me dijo!). La que no se da por aludida. La que prefiere evitar el ridículo de saludar a alguien cuando en realidad están saludando a la chica que está detrás mío asumiendo que ese es siempre el caso.

Salgo del mall pensando en mi vida, en la vida de otros. Me detengo un momento a ver la lista de precios de un sushi bar, para almorzar algún otro día. Los carros pasan por la calle, pero casi no se escuchan. No hay ruidos de bocinas, ni de muflas destrozadas por huecos en las calles. Solo se escucha en la calle a unos muchachos llamando a alguien a gritos. "Hey girl!, Hey girl!" Seguramente una amiga. Tal vez compañera de estudios a quien se toparon de shopping. "Hey Girl, look up!" La muchacha debe estar despistada, o como yo, debe suponer que no es a ella. Pero claro, al no ser que la llamaran por el nombre, no tiene manera de saber que es a ella. E incómodo que lo llamen a uno por el nombre a gritos en la calle, y todos los demas sepan que te llamas Shaniqua o Mileidy o Shiloh Nouvel Jolie-Pitt. "Hey girl! Look up, Girl! By the telephone!" Que insistencia... Tal vez ella los está ignorando, tal vez son compañeros del colegio que la acosan. Tal vez está con el beau de momento y estos maes estan arruinando el momento. "Girl by the telephone! Hello?" Será que no es a alguien conocida? Que insistencia de los muchachos, parecen pachuquillos con esos gritos. Debe estar incómoda la muchacha. Que ganas de volver a ver a quien le gritan, debe ser despampanante de guapa. "by the phone! look up!" Caigo en cuenta que estoy de pie a la par de un teléfono público. No hay nadie alrededor. "Curly haired girl by the phone, mija! Turn around". Oh dios. Es a mi.

Hice mi trademark move. La cara rojo tomate y caliente como volante de automóvil en verano. Que irrespeto. Que barbaridad. Que vergüenza. Que pachucos. Con la cara gacha me escondí en el starbucks más cercano.

Oh mojo, para que te quiero si no sé usarte!

6 Comentarios:

Blogger Caro dijo...

Eso de esperar hasta que a uno lo llamen por el nombre es mejor, prefiero no volver a ver y tener que disculparme por mozota que saludar a alguien creyendo que era conmigo y darme cuenta de que el saludo era para la persona que venía caminando detrás.
Y con lo de estar gordita, pues, yo nunca había estado tan rellena en toda mi vida como hasta ahora. Me entristece ver que esta rutina de trabajar sentada durante 12 horas está teniendo un grave efecto en la panza y piernas. Me urge un gimnasio o bueno cualquier cosa que sea un deporte y que haga sentada en una silla con rueditas para tener que caminar y no poder desplazarme aún sentada en la silla.
Parece que solo queda por esta vida ponerse más atento y hacer un poco de ejercicio.

Saludos!

2:55 a. m.  
Blogger amalia dijo...

Segui leyendo por costumbre, pero ese primer parrafo me alegro el dia. Esa capacidad de autocriticarse con sarcasmo me encanta.

Saluditos!

5:50 p. m.  
Blogger Javier el Gusanoide dijo...

MMMm no te conocía ese lado "timido" siempre que hablamos me has parecido una persona muy espontanea, sin embargo lo entiendo yo tambien tengo mi lado tímido (belive it or not !!!! )

Pues si el fisico al parecer se vuelve cada vez mas importante, y ahora nustros trabajos cada vez nos quitan mas tiempo, o nos quitamos mas tiempo para sentirnos parte de un roll, pero tenemos que cuidarnos a nosotros mismos, lo peor es que no es nada facil

11:43 a. m.  
Blogger medea dijo...

al chile que lo que queda es ponerse las pilas...

Cuando ya los pantalones me quedan muy tallados
Cuando ya no me gusto cuando me miro al espejo
Necesito adquirir un poco de disciplina... será fácil de encontrar? Aunque sea de segunda.

Pues si.. la timidez es parte de mi. Solo que la disimulo bastante poniendo cara de pedante insufrible nomehablesquenoteconozco.

2:04 p. m.  
Blogger Denise dijo...

Para no machacar mi autoestima, en estos días le digo "es que las lavadoras de aquí encojen la ropa". No funciona, pero me engaño un ratito. Sï, sí, peor cuando empieza el verano y salen las barbies de casa con sus barbie-accesorios. Ahí me entra la fase amargada que no se acaba hasta que el otoño se digna a enseñar la cara!
Una brazo, pretty curly haired girl by the phone!

9:23 a. m.  
Blogger Raiha dijo...

A ver, m'hija. Como que ya va siendo hora de que esta cueva se renueve, ¿no? ¡Ya postee algo, caray!

(La chinche hablando de perfumes XP)

7:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal