15 may. 2006

reincidente

Te veía casi que a diario y logré evitar intimar contigo. Me tentabas y no sabía si ceder o no. Recordaba los momentos que había pasado en tu compañía y lo que me habías hecho sentir. Risas, conversaciones, cervezas de por medio. Varios meses de ser inseparables, de llevarte conmigo constantemente, de pensarte, de planear salidas y excusas para tenerte junto a mi un rato más. Tardes con brisa, noches llenas de humo y música. Un cenicero compartido.

Sin embargo, no me hacías bien. Teníamos que partir por diferentes caminos, tenía que dejarte de lado, abandonarte, separarte completamente de mi vida. Reconocer que tenerte ahí no representaba felicidad ni tranquilidad. Estar sin ti fue al principio difícil. Si no estaba contigo, hablaba de ti. Mi hermana no lo soportaba, me repetía que podía vivir sin tí, que podía dejarte. Después me fui de viaje y ya no estabas tan presente. Pasaban horas sin pensar en tí, después días. Mis alrededores estaban libres de tu recuerdo.

Ahora regresé y caí en los mismos patrones y rutinas. Me haces falta, te busco, no tengo el ambiente extraño que me proteja. Lo que había logrado eliminar de mi vida allá, lo que había expiado y sacado de mí, busca cómo entrar nuevamente. Y le abrí la puerta y acepté que todavía te quiero en mi vida. Quiero sentirte en mis labios, tocarte con mis manos, sentir cómo tu calor entra en mi. Podría evitarlo, no se trata de una adicción física. Sencillamente porque quiero y me tranquilizas y me sirves de excusa para mil males. Entonces salgo, me siento y te saco del paquete. Te sostengo entre mis dedos, dedos nuevamente vírgenes. Te pongo en mi boca y te enciendo. Inhalo profundamente y me hago promesas que sé que no voy a cumplir. Fumaré pero no en cadena. Fumaré conscientemente, y no compulsivamente. Fumaré ultra mega hiper suaves. Sólo compraré Kent con triple filtro. Y pienso en cómo el cigarro es la metáfora perfecta.

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

q belleza como escribe ud...

11:25 p. m.  
Blogger petipoa! dijo...

Mermoso blog, mermosas palabras, que viaje ponerse a leer sus loqueras!!

Saludos y saludines!

1:08 p. m.  
Blogger Carlos Guzman dijo...

bárbaro, simplemente bárbaro!!

el amor, el vicio y sus múltiples facetas... :-P

4:02 p. m.  
Blogger Ber dijo...

Gracias. Me sacudió la modorra de 16 horas de trabajo. Un apasionado hermoso relato.

7:51 p. m.  
Anonymous xtian dijo...

me encantó.
un abrazote.

4:16 p. m.  
Blogger julia dijo...

Adicciones.
A una mujer hace poco le oí en una película..."¿ por qué creamos adicciones? porque no tenemos algo mejor! "
Ojo: esto ultimo es porque "creemos que no tenemos algo mejor"
Pero todo, todo, todo se supera.
Ya verás, hasta el peor de los vicios.

6:22 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal