23 jun. 2006

Madrugada de Epifanía.

Esta ciudad todavía me sorprende. He encontrado una nueva ruta para la oficina que elimina casi que por completo mi caminada por el centro de San José. Tal vez era vox populi, tal vez era la única persona que no sabía de esa ruta, tal vez cuando yo lloraba por tener que atravesar el bulevard, la gente pensaba que era porque quería. Este haber dado con la receta del agua que no quema ni enfría me recuerdó a ese artículo que leí una vez en The Onion, en el que un señor se dio cuenta de que el logo de Handspring era, en efecto, una persona haciendo un "handspring". O cuando me cayó la peseta que He-Man no decía Greisgol como yo creía sino Gray Skull. Momentos.

Hoy, a pesar de la trasnochada y las cervezas y las dosis sobrehuamanas de cafeína consumidas ayer no sólo desperté a tiempo, sino que pude salir un poco antes de la casa. En Los Yoses, en vez de caminar hacia la línea del tren, caminé por detrás del automercado a tomar el bus 100 metros antes: ayer me dio demasiada chicha al ver que los buses seguían recto y no frenaban, cambié de parada a ver si cambiaba también el mojo.

Pasó recto el bus de Tirrases, el que me deja 100 metros más cerca de la otra parada. Entonces me subí en el bus de Tres Rios. Venía muy lleno, casi no encuentro campo. Me senté sobre la llanta y somnolienta escuchaba Caifanes. Tenía en mente que este bus paraba en el Mas por Menos de Cuesta de Moras, y me preocupaba mi zapato, porque sentía un clavo metido en la planta del pie. No quería caminar esos 200 metros adicionales. Al levantar la vista noté que estaba frente a la Biblioteca Nacional. Recapitulé y me dije que seguro pararía después de los buses de Sabanilla, frente a La Esquina del Sánguche. Pero siguió pegado al Parque Morazán y dobló por la escuela República del Perú. Qué bien! -pensé- la parada era cerca de los de Tirrases!... o será que el bus va a dar vuelta y me depositará en Avenida Segunda por las ventas de flores... ahí siempre veo gente esperando el bus. Me podría bajar en la Avenida Central? Pero que sorpresa! En la farmacia Murray dobló a la derecha. Se me revolcó la panza de la emoción. El bus estaba haciendo la elusiva ruta, mi santo grial del Early Morning Commute. Fui Jasón con la nariz enterrada en el vellocino de oro, disfrutando del aroma del dulce triunfo. El bus seguía avanzando. Era maravilloso... Pasamos frente al Omni, semáforo. Detrás de la Universal, semáforo. Por el Club Unión personas se levantaron, y yo con ellos.

La música de Vangelis rebotaba en mi cabeza y me acompañó al bajar las gradas del bus y en mi paseo triunfal de 200 metros para mi parada. Una cámara lenta con planos cortos de mi cara en un rictus de triunfo y victoria no hubiera estado de más. Para qué una carroza de fuego si existe el bus de Tres Ríos?

Quién sabe qué otras rutas existirán escondidas, apenas para descubrirlas. Pero por ahora sé de una. Esta. A las cinco en punto el bus de Tres Ríos pasa por mi nueva parada, y ahí estaré para esperarlo.

8 Comentarios:

Anonymous ch|o dijo...

excelente noticia! estas son las cosas que de verdad le alegran a uno el día.

hace poco tuve una experiencia muy parecida, descubrí que desde mi trabajo salía un bus gratis y super cómodo para leer o jugar, que llega hasta una estación muy cerca de mi casa, ahorrándome así mas 45 minutos de viaje en el infernal metro.

brindo por tu descubrimiento y comparto 100% tu alegría. de igual manera comparto otro de los secretos de he-man. hasta hace un par de años me dí cuenta que el gato se llama "battle cat" y no "baturcat". awesome.

11:36 a. m.  
Blogger tugocr dijo...

Increible es que estas pequeñas cosas nos hagan el día!

12:10 p. m.  
Blogger Bellydancingknitter dijo...

BATURCAT.
bwahahahaha
Me he reido. Creo que porque hasta HOY me di cuenta que se llamaba Battlecat.

12:49 p. m.  
Blogger Sirena dijo...

No puedo creer esa ruta... yo era una de las que pensaba que te quejabas del avenidazo por gusto, eso sí lo confieso, pero nunca pensé que existiera esa ruta del bus... Hmmm aún dudo si no sería sólo por hoy... Pesimista que soy.

4:08 p. m.  
Blogger julia dijo...

Yo "realicé" hasta que estaba en generales de la U, que "Tatica Dios" era por "Tata"-Papá.
No sabía qué significaba.
Pero les juro que me di cuenta sola.

5:21 p. m.  
Blogger Sneaksleep dijo...

Conozco bien ese sentido de triunfo al descubrir una nueva ruta. Te felicito! Lo del He-Man me hizo reir porque esas cosas me pasan siempre. Tanto que ahora no puedo acordarme de ningún ejemplo mío. Pero te cuento que por bastante tiempo cuando era niñito, mi papá juraba que "elemenopi" era una sola letra del alfabeto.

9:26 p. m.  
Blogger medea dijo...

Baturcat... nuevamente los ecos de carrozas de fuego se escuchan.

emenelopi... la diosa de las mujeres que se escapan para casarse.

Que geniales momentos de epifania.

1:51 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Y la bruja no se llama "Sorceles" se llama Sorceress (Hechicera) LOL

6:40 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal