25 jul. 2006

Ma revolucion.

El domingo al llegar a mi casa me encontré frente a frente con la Psycho-ex. Tres o cuatro escenas pasaron por mi mente en esas fracciones de segundo. Que si me metía en mi cuarto, que si la ignoraba, que si la enfrentaba, que si la saludaba como si nada. Ganó la última opción. Saludo, holaquetalcomotevatodobien, un poco de small talk con la vikinga a quien no veía desde el viernes y una invitación de la Psycho para salir con ellas a tomarme unas cervezas.

Rechacé la invitación, entonces se despidieron, salieron y me senté a terminarme mi cigarro mientras pensaba en lo que acababa de suceder. Al susodicho no lo he llamado, ni me ha llamado a mi. Pensé en si debería recordarle a la Vikinga lo de no llevar a la Psycho ex a la casa para evitar broncas y cai en cuenta que en realidad... ya no hay nada que objetar. El argumento de no puede ir a la casa porque es la ex del mae con el que ya no estoy saliendo no suena muy convincente.
La última vez que la vi fue un momento crítico y aunque suene a que tengo tengo mala memoria y cero fidelidad con los recuerdos, tampoco me importó. No sentí chicha, ni miedo, ni rabia ni nada. Al quitar al Susodicho del panorama, ella ya pasa a la categoría de amiga de la Vikinga que es algo psycho, y el desbalance sicológico es casi que factor común entre mis conocidos. Me serví un vasito de sangría y me puse a lavar la ropa de la semana.

Después de la tormenta viene la calma. Tras un par de semanas de adrenalina, aventura, sexo, drogas y rocanrol; el triángulo Susodicho, Psycho-ex, Medea pasó a mejor vida, y he recobrado paz y tranquilidad. Y para cuando regrese la tormenta, sé que ando preparada. Se acuerdan de la muerte de mi mini sombrilla diminuta corronga adorable turquesa? Gracias a mi hermana ahora tengo una igualita, pero en fucsia. Quién dice que no hay justicia poética?

5 Comentarios:

Blogger Sneaksleep dijo...

Me alegro que hayas encontrado paz después de todo ese lío. Y quién sabe? A lo mejor ahora agregarás otra amiga semi-psycho a tu grupo. ;-)

8:13 a. m.  
Blogger Humo en tus ojos dijo...

Yo digo que mejor haber agredado una coqueta sombrilla fucsia al grupo de confianza!

11:03 p. m.  
Blogger Javier el Gusanoide dijo...

Si la ataca la Psycho, encandilela con la sombrilla !!!


LOL


Que madre ya me estaba gustando esta historia

11:09 a. m.  
Anonymous Kaos dijo...

Igual que el gusanoide...

(8) "lástima que terminó" (8)

Jaja, pero al menos ya te has librado (tal vez) de una psyco-ex... o te habrás ganado una psyco-amiga? :D

9:54 p. m.  
Blogger medea dijo...

Pues creo que tomando en cuenta que veo más a la PsychoEx que al susodicho, creo que me sale mas a cuenta la segunda opción.

2:45 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal