8 ago. 2006

Alajuelita

Las caminatas son de esos eventos horizonte que al superarlos me fortalecen. Aunque sea una caminata conocida como la del domingo pasado, cuando nuevamente subí a la Cruz de Alajuelita .

Cuando veníamos en el bus para El Llano pensé que era genial que no hubiera cancelado a último momento aduciendo cansancio, agotamiento y pereza. De pronto lo más difícil es agarrar el impulso y hacerlo. Así que me amarré mis tenis, empaqué ropa extra en muchas muchas bolsas, compré comida para el camino y nos lanzamos a subir nuevamente.

Hay varias partes del sendero que me encantan. La primera es al puro principio, cuando uno sale de la calle para adentrarse al trillo. Es plano, rodeado de plantas y me hace recordar los viajes a la finca de mi tía en La Hoja, un pueblo muy pequeñito a las afueras de Bogotá. De pronto estás en la calle, y 5 minutos después estás rodeado de naturaleza, y como todavía no se pone pendiente, es genial para descansar de la primera subida por pavimento.

La otra parte que me gusta es en la primera cruz. Hay una explanadita apenas para hacer pic nic, y se llega en 4 minutos, lo que lo hace ideal para algún plan relax a futuro, para simplemente subir, comer y bajar. La ciudad se veía completamente. A la izquierda hay unas montañas verdes verdes con paredones imponentes y a los que sólo les haría falta una catarata para hacer parecer que es la entrada al Mundo Perdido del Parque Jurásico. Al frente, San José, y ahí uno pasa su ratillo ubicando las cosas. La contraloría como velero a la par del parque de la Sabana. El mall San Pedro, Forum Santa Ana. A la derecha y al frente está río azul, y a la derecha hay unas montañas un poco menos escarpadas con casitas pintorescas.

El otro lugar que me encanta son los potreros antes de llegar a la 2da cruz. Después de una subida muy empinada entre piedras, tierra arcillosa y plantas que rasguñan un poco los brazos, se abre el sendero a un par de potreros encaramados en el puro lomo de la montaña. Hay fresas silvestres que uno puede rejuntar y usualmente las nubes están bajas en este lugar. Entonces las cosas van apareciendo a medida que uno camina y se acerca a ellas. Que el alambre de púas, que un árbol pigmeo, torcido por el viento, plantas de altura y después se llega al segundo punto de descanso. La cruz está sobre una pirámide escalonada, debajo de la cual solía vivir un celador/capellán. Dicen que ahí se celebraban misas.

Pasamos por donde nos encontramos con Don Armando la vez pasada, pero no estaba, así que perdimos el chance de saludar. Igual, el almuerzo lo disfrutamos sentados junto a la piedra, una zona detrás de la cruz con una explanada donde se ven rastros de fogatas, y también montones de basura con la que ya se reconocen las zonas visitadas por ticos comehuevos, quienes todavía no han aprendido que las botellas PET no son biodegradables.

En comparación con la
vez pasada, estuvo lo más de tranquilo el paseo. No nos llovió, hizo sol, no había comando de vacas kamikaze ni chapulines con machete. Estamos pensando realizar caminatas parecidas por lo menos una vez al mes. Si alguien se





8 Comentarios:

Blogger ammortus dijo...

yo pienso que una caminata es como la vida... el domingo hizo un día hermoso por lo que imagino cuánto habrás disfrutado

3:35 p. m.  
Blogger julia dijo...

Uy, a mi ese lugar me recuerda aquello tan feo de aquel crimen...¿ no se siente?

6:16 p. m.  
Blogger medea dijo...

julia... ya son varias las personas que dicen eso, pero a decir verdad ni se me ocurrió pensar en eso. Tampoco conozco bien la historia ni me recuerda ningún crimen puesto que no estaba en el país cuando sucedió.

Que extraño que la gente recuerde más un incidente negativo que las otras veces cuando mucha gente ha subido con fé y en paz.

7:21 a. m.  
Blogger julia dijo...

Así somos de idiotas.

10:10 a. m.  
Blogger Jason dijo...

Hola....yo soy de alajuelita, he vivido toda mi vida ahi.
La verdad la cruz es un lugar magico, fantastico...recomendable al 100%.

vamos!!!!! puedo servir de guia

Jason

10:07 a. m.  
Anonymous Koszta dijo...

No, Julia, no es un pensamiento idiota. Por otra parte, no creo que tú seas idiota.
Sí estoy convencido que en los seres humanos predomina el sentimiento negativo y autodestructivo. Tenemos que aprender y luego disciplinarnos para cambiar esa tendencia, lograr que pensemos y actuemos positivamente.
La buena noticia es que es posible lograrlo sin un gran costo y a cambio recibimos muchas y grandes alegrías.

9:53 p. m.  
Blogger julia dijo...

Koszta:
Vieras que estoy de acuerdo con vos...soy de las que siempre prefieren ver el vaso medio lleno...
pero sin ser mejor mona de nada, pues se me cayó ese zapote...y bueno: lo admito y me perdono.

Tenemos que ir, Jason...como los argonautas a Alajuelita.
Yo, que soy de Alajuela, la verdad no conozco.

11:56 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

diay maes subir hasta la cruz es un experiencia de las mejores yo la he subido como 12 veces y saben me gusta muchisimo la vista es inprecionante atte rata del infierno

2:44 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal