26 sep. 2006

A las 3am

Anoche dormía sola cuando llegó mi compañera de casa FUBAR con visitas a eso de las 3 de la mañana.

La Vikinga había llegado hacía no mucho con uno de sus amigos y conversaban mientras se pegaban el zarpe: unas horas más tarde ella estaría en el aeropuerto rumbo a Brasil y él se quedaría sin compañera de tragos. Ya que las risas y carcajadas me habían despertado, desde mi cama escuchaba las quejas con el caos empresarial. Escuché que Fubar le contaba a la Vikinga que había renunciado y se había ido del trabajo, también se había traido algunos compañeros del trabajo quienes le habían seguido su iniciativa. Entonces me doy cuenta que entre los amigos que se trajo, hay una pareja que ahora se han encerrado en su habitación y están cogiendo. Entonces FUBAR, un poco ebria y algo drogada (o sea, borracha y trippeando) le pidió posada a la Vikinga ya que habían dos personas en su cama... explicó que ella creía en la libertad y estaba abierta a diferentes expresiones del amor, aunque fuera una orientación sexual diferente a la suya y por eso les había prestado la cama. Entonces escucho la voz de mi hermana y entra al cuarto. Cuando se da cuenta que estoy despierta se sienta en el borde de la cama y cuando extrañada le pregunto qué hacía ahí me dice que ya que yo no la había invitado a la despedida de la Vikinga, había salido a tomar y se los había topado, entonces se vino a ver como andaban las cosas, pero ya tenía sueño y se iba a regresar a dormir. Quedé envuelta en mis sábanas, escuchando cómo comenzaban a salir las personas de la casa. Habían entrado como una plaga de langostas quienes se retiraban cuando no había más para tomar o para hacer. El reloj marcaba las 3:38 y debatí por un momento si debería levantarme de una vez o dormir y arriesgarme a llegar tarde al trabajo: en 20 minutos sonaría mi alarma. Venció el sueño y la calidez de la cobija, así que mientras la casa quedaba en silencio, regresé a mis sueños.

Desperté con el desconocimiento de si había soñado o había sucedido todo eso durante la noche. En mi casa nunca se sabe.

4 Comentarios:

Blogger Zoe3500 dijo...

Y yo creía que en mi casa pasaban las cosas más inusuales :)

4:00 p. m.  
Blogger Jen® dijo...

a veces mis roomates tb reciben amigos a altas horas de la noche.. afortunadamente mi sueño se ha vuelto tan pesado debido a que madrugo todos los días, que sigo dormida sin notar a nadie :)

10:23 a. m.  
Blogger medea dijo...

resultó ser un sueño, cuando me di cuenta que FUBAR no renunció y mi hermana no llegó a la casa. Pero la vikinga si llevó visitas. Es decir, soñé medio despierta y oí medio dormida.

12:35 p. m.  
Anonymous itzpapalotl dijo...

guelcom al escenario de la vida en la casa colectiva. siempre medio te lo soñaste, siempre medio pasó.

10:41 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal