12 oct. 2006

La Sopa

Ayer en el bus me llegó la iluminación: el motivo por el que no me siento a gusto en ningún trabajo es porque regreso al cole.

No regreso siquiera al cole de camisa celeste de docoma, sino el de las escuelas estereotipadas de película gringa que figuraban prominentemente en mis pesadillas de adolescente.

El bus: Voy en el bus, y los chicos "cool", esos que hablan durísimo sobre las fiestas, tragos y sus proezas sexuales se sientan en los últimos asientos. Los nerdos o desadaptados nos seguimos sentando al frente, subconscientemente buscando protección del chofer y más conscientemente alejándonos de los gritos y chillidos de mono que provienen del fondo. Al frente hay muchos libros, revistas, estudios y gente durmiendo con audífonos puestos, y si fueramos más sociales, apuesto que las conversaciones serían más interesantes también.

El comedor: las argollas existen todavía y sólo hace falta una que otra escena de "quítese de mi mesa". No he presenciado guerras de comida todavía, pero lo demás está presente: Las quejas por la comida del comedor, las personas que almuerzan con tronaditas y fanta naranja, aquellos que traen el almuerzo de la casa, apestando todo el lugar con sus macarrones con atún o sardinas en salsa con arroz.

Los "malos": Se reconocen por los anteojos oscuros en la primera mitad del día. Son el mismo tipo que los que se sientan atrás en el bus, sumados a los que tienen carro. Almuerzan recetas quita-goma y van a dormir la siesta, acaparando todas las bancas del área de fumado a ver si así se reponen de la última fiesta.

Las porristas: estas se traducen a las chicas de ropa inmaculada, flacas todas y con cabello espectacular. Ellas no almuerzan con el resto de la plebe, salen al mall por un refresco light y a comprarse zapatos o más ropa. No andan en bus, no señor. Sino tendrían que lidiar con decidir entre pies libres de juanetes o tacones #9 o 10. Mejor se quedan con los tacones y se ahorran los juanetes.

La rutina: siento que al igual que en el cole, estoy anclada un mínimo de 8 horas diarias haciendo cosas que me mantienen ocupada y no me interesan. No tengo derecho a escoger que me gustaría hacer, tengo que cumplir con una serie de pasos y procesos, irme a mi casa, regresar al día siguiente y repetir más de lo mismo. Solo que ahora gano dinero que me sirve para cosas aburridas como alquiler, comida, recibos y ropa de trabajo en vez de cine, breadsticks, maquinitas de videojuegos y ropa para salir de fiesta. Por lo menos en el cole estaba la promesa de algo mejor: La U, independencia, después trabajo "en lo que me gusta". Ahora sé que estoy en ese "algo mejor" y apesta. Además que no tengo 3 meses de vacaciones al año y siguen diciéndome como vestirme.

Ahora que me di cuenta que he regresado a la misma situación de hace 10 años, veo que no he cambiado mucho. Todavía a veces me siento sola en mi escritorio a almorzar mientras los demás salen, o voy al comedor a comer con un libro y el ceño fruncido. Sólo que en el cole no me gustaba y ahora sí. El tipo de persona que hallo interesante es, irónicamente, el tipo de persona que también almuerza en su cubículo, o que se sienta con un libro a comer y que se molesta si lo interrumpen. Ya traté de experimentar un poco y me aventuré a almorzar con amigos de compañeros: en lo que le eché sal a mi ensalada, ya habían escupido una frase donde se evidenciaron como prejuiciosos xenófobos pipis racistas y además, tontos. Si ya la comida de la cafetería es un atentado, digerirla en esa compañía es casi que imposible.

Y a veces dudo que irme de acá sea la decisión correcta. El cole me disgustó y nunca he querido regresar. Pues como dicen, a quien no quiere caldo, dos tazas.

12 Comentarios:

Blogger Humo en tus ojos dijo...

Dudosamente la solución sea irte de ahí. Que uno se mueva a otro lugar no elimina de la faz de la tierra a todos esos personajes que describís (porque existen en todos los trabajos... después de todo tenían que irse a algún lado cuando salieron del cole). Hacerse grande no se pone más fácil con el tiempo. Pero puede ser divertido cuando uno se acuerda que esos personajes son pasajeros mientras uno va eligiendo gente y cosas que son más sustanciosas.

5:13 p. m.  
Blogger maya dijo...

La gran diferencia de cuando uno estaba en el cole... es que en ese tiempo a uno la adolescencia le afectaba más...
La gran ventaja de cuando uno crece... es que se da cuenta que el mundo es más grande... y que hay más gente como uno...
Ps... yo era de las que me sentaba en el centro... :p
Saludos... ;)

6:37 p. m.  
Blogger Ronymaru. dijo...

Asi es la vida del colegio y sus problemas.Animo y suerte.Saludos.

6:38 p. m.  
Blogger julia dijo...

putis....no te voy a dar un consejo de "Niña Pochita", buscá tu aire, vos que escribís tan bien, que sos tan artista, que tenés tanto talento, clavada en un sitio que no te gusta.
Nos da miedo dejar el confort de lo predecible, pero en eso se nos va la vida...y quizá cuando nos damos cuenta ya es tarde.
Claro, una se da cuenta, cuando es ya tarde, cuando ya corrés hacia los 50 y decís, putis: no he hecho esto que quería hacer...y lo otro, y bueno...pero no te lo voy a decir, cada quien lo experimenta, pero ojalá no nos educaran para creer que en la vida después del cole, seguí la U, y después de la U, el trabajo, y después comprar carro, y luego casa, y luego..los que se casan: casarse y tener hijos y mandarlos a un colegio para que vayan a la U, para que tengan trabajo, para que se compren carro y seguir con la misma rutina histórica....
Ay....

9:23 p. m.  
Blogger Carlos Guzman dijo...

lo único que se me ocurre decir es...
"welcome to the real world"
de gente creyendo saber qué hace en el mundo cuando lo único que hace es caer en algunos de lo campos predeterminados para la gente que se comporta así o asá...

saludos

11:40 p. m.  
Anonymous iris dijo...

bueno amiga, estamos en las mismas solo que yo no creo -o no quiero creer- que como dice carlos guzman, eso sea "the real world"... me rehuso a eso.
y por eso sigo en mi interminable busqueda de algo, que aun no se que sera, pero definitivamente se que me hace falta!
un abrazo!
i.

9:09 a. m.  
Blogger Sneaksleep dijo...

Todos hemos sentido eso en algun momento u otro. Algunos se pasan la vida en eso. Pero me parece que tu momento de iluminacion fue solamente el comienzo de un cambio mas grande.

9:42 a. m.  
Blogger beto dijo...

Al menos concordamos en que los almuerzos de casa con pescado o mariscos debieran ser penalizados según su nivel de impacto ambiental... :P

No sé por qué, pero realmente me siento muy a gusto donde estoy. Quizás por el alto nivel de profesionalismo que se exige acá, no son muy frecuentes esa clase de "personajes" tan folkóricos, y manejamos una relación de trabajo bastante horizontal. Eso me gusta.

Ah, y ser todavía una compañía relativamente pequeña (aunque ahora ya no tanto) también ayuda un poco.

10:09 a. m.  
Blogger Raiha dijo...

Una vez alguien me dijo:

"Cualquier sitio se te va a figurar una auténtica cloaca mientras sigas pensando que tu vida es una mierda. No importa dónde estés ni a dónde te vayas para huir de lo que odias".

Creo que la vida se trata un poco de eso, de cambiar la perspectiva con que se miran las mismas cosas, de empezar a preciar esos pequeños detalles que hacen dulce la existencia y que talvez de adolecente uno ni las notaba, y ahora sí. No confundir esto con conformismo, se trata más bien de madurar. La vida es dura por default, siempre con facturas por pagar y suplir necesidades propias y compromisos ajenos, pero gracias al cielo también existe el intermedio, donde uno puede aprender a vivir en paz con uno mismo, a gozar de los pequeños detalles, a apreciar lo que se tiene y a disfrutar de cada meta alcanzada. De eso se trata todo este proceso de aprendizaje que se llama vida. El pasarla mal o bien, es muchas veces simplemente una cuestión de actitud.

11:47 a. m.  
Blogger medea dijo...

por mi parte, me resisto a conformarme y ya estoy tomando medidas al respecto.

Creo que hay gente capaz de aguantar y otra que no. Por otra parte hay gente que está dispuesta a aguantar y otras que por más que puedan, no quieren.

12:44 p. m.  
Anonymous Kosztas dijo...

Medea, pon atención en lo que te han dicho, pero sobre todo en las opiniones de "Humo..." y de "raiha", bueno es que esas siguen un poco mi línea de pensamiento y de actuación. Has de tener en cuenta de que inexorablemente, te pongas como te pongas, el sombrero siempre te caerá sobre la cabeza. El asunto está en acomodarse para que caiga elegantemente, de lo contrario caerá a su manera. Yo pienso que es mejor que uno decida y no que nos decidan.

9:57 p. m.  
Blogger Kaimpo dijo...

Todo el mundo hace las cosas de la la mejor manera "que es capaz" de hacerlas.

4:55 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal