25 ene. 2007

Medellín a Solas

Hoy agarré mi cartera, metí un mapa, un libro, la sombrilla, una manzana y una bolsita de maní y me largué por mi cuenta.

Mi meta fue llegar al Museo de Arte Moderno de Medellín, a ver si conseguía aprenderme la ruta (di tantas vueltas que ni sé como llegué en una pieza), pedir un calendario de actividades programadas para ocupar mis ratos de ocio (no existe tal calendario de actividades) y conocer gente (la recepcionista, la muchacha de la limpieza y yo èramos las únicas almas rondando el lugar). En realidad el plan del museo es ir nada más a ver las piezas del museo, actividad que me tomó si acaso 15 minutos. Y eso que andaba con ganas de mirar las piezas de cerca y de lejos.

A la salida pensé en encontrar un cafecito sabrosón para sentarme con mi libro, fumarme un cigarro imaginario y tomarme un tinto (café negro en colombianese) mientras veía pasar gente, pero el café más cercano que vi estaba dentro del supermercado Exito (lo cual no hubiera sido ningún éxito). Así que busqué nuevo plan: película.

Agarré taxi, mi cuadernito de apuntes (todavía no encuentro una agenda pequeña, liviana y sin complicaciones) y le di la dirección al chofer del Centro Cultural Colombo Americano. Allá me metí en la librería que me decepcionó al no tener ni una sola copia de alguno de los libros de Harry Potter y al parecer nada de ficción que no fuera escrita por Dean Koontz, así que subí a esperar que comenzara la función.

Arriba éramos por lo menos 4 personas sin compañía entre el mar de parejas. Me olvido que el cine es de esos lugares donde uno no llegará a conocer a nadie, al no ser que sea uno de esos cines pornos donde la gente va a sentarse a la par de alguien a ver como se la jala, pero como no era un cine de esos, sino que era un establecimiento respetable, mantuvimos nuestra dignidad de "no necesito a nadie", cada quien viendo para el espacio, conseguimos campo todos por separado y nos dedicamos a ver la película.

Por lo menos la película estuvo buena. Demasiado buena. Esa calidad de película que salís con ganas de hablarle a medio mundo de lo maravillosa que fue, ojalá con un wiskito, un vino de por medio o un café. Salí y me fui sin conversar: ni con la chica flaca de labios a la Angelina Jollie ni con el muchacho pelilargo ni con la chica de las converse, mallas de cuadritos y pelo corto. Me puse mis audífonos y me puse a caminar, agarré un taxi, me vine para mi casa y me serví un güiski.

Tal vez con la práctica pueda llegar a saluar a alguien y sonsacarle un café con sonrisa.




7 Comentarios:

Anonymous Jorge Montoya dijo...

Me impresionan tus cuadros, sin serme extraña la ciudad, por vivir en ella, tus descripciones me recuerdan sensaciones propias. Por ahí, algún día nos encontremos en algún lugar y sea yo quien emita esa sonrisa igual a saludo al extraño y café "conversadito". :) Un abrazo virtual

11:38 p. m.  
Blogger Zoe3500 dijo...

Antes hace uuuu en la epóca donde el tiempo me sobraba me gustaba ir sola al cine y me pasó algo vacilón estaba en el cine habían como cuatro gatos estaba solilla y había una señora en la misma fila y me volvía a ver a cada rato y yo...hmmm y me pregunta desde el asiento de ella ud es critica de cine y yo jajajaja.

10:37 a. m.  
Blogger liz dijo...

Cual fue la película?

Ese es el que queda diagonal al Museo de Botero?

12:56 p. m.  
Blogger medea dijo...

la pelicula fue Children of Men.

El museo de Arte Moderno queda en un barriecito, en una callecita, ahí después de la Macarena y un exito... el centro colombo queda en el centro y como fui y me vine en taxi no tengo ni idea de si estaba cerca del botero o no :P

6:08 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ey, Ya no estás en Djibouti ¿Dónde estarás ahora?

12:12 a. m.  
Anonymous Pacho dijo...

Hola, date una pasasda por acá
http://www.cinealoido.com/

9:13 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

ummm, raro que no haya encontrado café saliendo del mamm, bajando las escaleras hay uno muy bueno que se llama la comedia, pasando la calle coges un bus que te deja a una cuadra del colombo, tenes razón la librería del colombo me tiene decepcionado, muy buena película, me da risa ir solo a cine, porque me miran raro cuando pido una boleta para la película de las 3 y otra para las de las 530.

Saludos

3:53 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal