22 mar. 2007

Incógnito

De pronto me encuentro viviendo una adolescencia tardía: llena de encuentros después de clases, almuerzos con besos intercalados, citas a escondidas cuando los padres salen de casa, planes económicos para el ahorro, caminatas largas de la mano y viajes de metro.

Tengo que confesar que me encanta.

Etiquetas: ,

8 Comentarios:

Blogger Matriuzka dijo...

¡Pues a disfrutarlo!

=P

¡Saludos!

11:36 p. m.  
Anonymous Jorge dijo...

Chévere! :D

1:29 a. m.  
Anonymous Francisco Duran dijo...

que envidia... y uno aca bretiando de sol a sol y la unica diversion, clinicamente aprobada que tiene, es ver tele...

las buenas rachas son lo mejor!

3:26 p. m.  
Blogger Denise dijo...

Jiji... me parece genial, qué gracioso!!!! :-D

6:40 a. m.  
Blogger dicenqueestesoyyo dijo...

Que suerte la tuya muchacha, a mi hace poco me pasó algo parecido.
Creo que a la vida hay que dejarla hacer sus cosas, si uno no interfiere, todo sale mejor de lo imaginado.
Suerte.

5:58 p. m.  
Blogger Jaqui dijo...

Que ricas esas emociones que teníamos como olvidadas porque la adultez o los veintitantos nos han hecho taparlas!

1:50 p. m.  
Blogger Jen® dijo...

jaja
que bueno!! me alegro por ud. esas cosas nunca estan de mas. las emociones, es decir :)

5:59 p. m.  
Blogger Mauricio Duque Arrubla dijo...

Guau, qué machera! disfrútalo.

8:12 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal