29 abr. 2007

en el Tesoro

A veces me asusto de lo influenciable que soy cuando no estoy preparada para ataques al subconsciente. Hoy me pasó en El Tesoro.

Odio que gasten millones para contratar expertos que asesoren a los diseñadores en cómo construir y decorar justo de la manera precisa para hacerme sentir que tengo que comprar y comprar, y si no lo hago soy insuficiente, insignificante. Donde la ausencia de bolsas de shopping en mis manos representan mi fracaso como miembro productivo y activo de la sociedad.

No tolero sentirme emocionalmente manipulada de esta manera. Porque soy una persona que SABE que el dinero no es sinónimo de felicidad, porque me he desligado de mis bienes materiales en el pasado, porque he vivido la vida sencilla de tener techo y comida y plata para buses, y sobreviví. Porque he tomado la decisión consciente de que la plata NO lo es todo para mi. Porque me he salido de trabajos con buen salario por buscar otras oportunidades que permitan mi crecimiento personal... aunque paguen menos.

Salí del centro comercial sintiéndome desmoralizada por no tener suficiente dinero, por no poder comprar en las tiendas bonitas, por no tener poder adquisitivo para hacer algo más que caminar dando vueltas y vitrineando, y pensando en todo lo que podría hacer para tener más dinero, más status y ojalá un apartamento tipo Loft en el Poblado. Comencé a cuestionar mis decisiones de vida: por qué estudiar lo que estudio si la plata está en otras partes. Por qué dejé un trabajo de con salario fijo por la inestabilidad del freelance. Por qué me mudé a un país donde abunda el desempleo y subempleo y por qué me imaginé que sería diferente para mi, que me adorarían y buscarían contratar en toda parte? Qué voy a hacer a fin de mes, cuánto más me durará el poco dinero que tengo? De pronto desperté de esos pensamientos circulares... esta que está pensando no soy yo. Es un lado oscuro que sale y exige estas cosas y no piensa en lo que hay que dar a cambio.

Pero hoy tuve que batallar conmigo misma para recordar lo que ya sé. Lo que he aprendido. Para reconfirmarme que no me he equivocado al escoger mi oficio: Que las apariencias son una cosa diferente a la realidad. Yo no sé cual será el estado de cuentas de todas esas niñas lindas con bolsas y bolsas cargadas de ropa. No sé si estarán sobregiradas, si la plata será propia o papi paga o si llegarán a sus casas sintiéndose que aunque compraron lo suficiente para llenar esas cuatro bolsas de ropa, todavía no es suficiente: que deberían haber comprado más.

Etiquetas: , , ,

8 Comentarios:

Anonymous Patton dijo...

Imposible no decir que se ha pasado por lo mismo. Y tarde o temprano uno halla alguna forma de justificarse (y creerse firmemente) que uno está bien así.

Por fortuna.

1:23 a. m.  
Blogger Velvet dijo...

Hmmm, Medea... estás bien así. Las dos únicas veces que te he visto me has dado la impresión de que eres una mujer con las cosas claras en la mente, que sabes que quieres de ti, que tienes seguridad. Y así con tan pocas charlas que he hemos tenido ya adivino que eres muy valiosa.

Y lo confirmo con este poste que escribes, no es fácil dejar ese lado materialista que todos y en todos lados nos meten por los ojos. Además estabas jugando en territorio del enemigo, allá en El Tesoro hasta un monje consumado se le haría difícil conservar su voto de pobreza. (Exactamente yo sentía lo mismo cuando hace unos años subía cada ocho días sólo para leer revistas gratis en el Tower, por lo menos eso no me pudieron quitar)

Un besazo.

8:44 a. m.  
Blogger Alejandro González Estrada dijo...

Todos estamos contagiados por una leve mirada materialista, heradada de nuestros antecesores naturales, desde que se creo el concepto de poder en la naturaleza,,, Una de las formas de reflejar poder es con pertenencias desde hace mucho tiempo atrás, y eso es palpable para todos los seres mortales como nosotros. (Si tu supiedas lo que me da a mi cuando paso por una tienda de PCs o de móviles,,, )

1:39 p. m.  
Blogger Pala Labra dijo...

Los centros comerciales tienen ese poder, son lugares horribles en realidad. Pero no queda otra que seguirle luchando a esto de no caer en la vanalidad.

¡Dios mío, cuánta ropa me compraría en Naf Naf!

3:00 p. m.  
Anonymous melissa dijo...

Sabes, cuando salgo a los centros comerciales por alguna razón mayor, me deprimo al ver cuan bajo llega la gente..., apreciando lo tan vacios/as que estan. A mi no me llena comprar zapatos de $600+ dólares, pero a ellas si. En qué somos diferentes? Se siente feo a veces, por lo del pier pressure, pero me aguanto. Al final del día estoy feliz, pues no tuve que comprar cosas carísimas o alardear de lo que tengo o lo que no tengo, pues mi corazón brilla y mi alma está en paz.
Un abrazo amiga, sigue adelante con la frente en alto, pues no estás sola. Habemos muchas como tu!

3:23 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

En mi concepto, para vos el dinero es tan importante, que te deprimes porque no tienes más plata para comprar cosas con x valor. Aprecio que tengas el valor de admitir que tenías un "ataque conmpulsivo por comprar" pero si no tienes el suficiente dinero como para sobrevivir en un monstruo del consumismo creado en las altas esferas de la ciudad, vete a comprar en zonas más accequibles, como para vos la plata no lo compra todo, pues no deberia comprar la dignidad que debes tener para mezclarte con gente en el centro de la ciudad. Bueno perdóname si no te gusta lo que te dije porque en realidad fue algo que se que tiene mucho veneno, aprecio la labor del blog que hiciste pero no la comparto por las razones que te hice saber en la respuesta.

7:17 p. m.  
Blogger Heriberto dijo...

Hay una madurez y una valentia en lo que contas y en como lo contas. Me parece que no has perdido el tiempo, y al menos has tenido el coraje de aferrarte a una decision de vida. Eso dice mucho de una persona.

8:53 p. m.  
Blogger Matriuzka dijo...

¡Uy Medea! ¡Y cuesta! Tratar de no ser tan materialista en esta sociedad que nos impulsa a eso es complicado.

(Siempre me ha parecido simpático como, cuando se habla sobre "la sociedad", se hace como si uno no formara parte de ella... pero bue...)

La lucha cada vez será peor (¿muy pesimista yo?)O tal vez al crecer de verdad todo sea más claro... ¿Será?

¡Saludos!

4:31 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal