26 abr. 2007

sleepless in medallo

Acababa de meterme entre mis sábanas cuando se me acercó y se acurrucó conmigo. Entonces en el piso de arriba se pusieron a bailar foxtrot, las tablas de las camas y resortes de los colchones chillaron con cada cambio molecular de peso, todos los carros se pusieron de acuerdo para pasar a la vez e iluminar mi pieza con sus luces altas, sonó el telefono y mi prima conversó con necios amigos borrachos celebrando cumpleaños a media noche como si fueran las 3 de la tarde, las tuberías gimieron cuando todos los inquilinos del edificio decidieron ir al baño al unísono y escuché a mi mamá decir "hay que cerrar la puerta" lo que me trajo indeseadas, inmediatas e incómodas imágenes de la vida íntima de mis padres a la mente. Para distraerme intenté encender mi ipod y escuchar algo de música mientras me dormía, pero se quedó completamente sin batería. Entonces volteé hacia mi insomnio y le susurré quedito al oído: precioso, hoy parece que no tendrás que quedarte, hay suficientes otras razones para no poder dormir esta noche.

Etiquetas: ,

4 Comentarios:

Blogger Bellydancingknitter dijo...

waaaaaaaaaaaa
Y cómo te terminó de ir?

9:57 a. m.  
Blogger silvia piranesi dijo...

qué lindo hablarle al insomnio!, qué ternura.
Paseaba por acá, llevaba tiempo de no visitarte...

4:05 p. m.  
Blogger Alejandro González Estrada dijo...

Yo sufro de insomnio,,, pero cuando logro dormirme no siento ni los temblores de tierra,,, Que delicia la reunión de ayer... Para no olvidar: siempre llevar minichips y lapiceros...

11:08 a. m.  
Blogger Jaqui dijo...

Me encantó!!!!!....y es qué, que tantas cosas podrían reemplazarlo?

6:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal