31 jul. 2007

exhausta

Comienzo a sentir muchísima más simpatía por todos aquellos que viven en Santo Domingo y bajan hasta Medellín a trabajar, estudiar o convivir con otros. Y eso que yo hago el mismo recorrido a la inversa, en metros vacíos y metrocables que se balancean solitarios sobre las laderas empinadas, no sudando acorazada entre cientos de cuerpos que van en la misma dirección que yo.

Etiquetas: , , , ,

3 Comentarios:

Blogger Sneaksleep dijo...

Siempre intento ver mi viaje al trabajo como una oportunidad excelente para tejer, o leer. Encuentro que se vuelve mucho mas tolerable. Anoche tuve que hacerlo sin siquiera una revista, y te juro que el viaje fue el doble de largo.

7:57 a. m.  
Anonymous Catalina. dijo...

Hola... a proósito de "lomas", en mi blog puedes leer como nos fue ayer en el taller con Jorge...

Quiénes no están acostumbrados a visitar barrios como San Javier La Loma, ayer la sudaron.

jejeje.

3:21 p. m.  
Anonymous álvaro dijo...

De la carrera no queda sino el cansancio, querida Medea.
Feliciones por tu entusiasmo y trabajo incansable.

7:44 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal