7 jul. 2007

Futbol

En el vuelo rumbo a Miami estuve en una posición privilegiada para muchos y completamente desperdiciada en mi persona: me tocó viajar con dos equipos de futbol de primera división Colombianos,
el atlético nacional
y el deportivo independiente medellín.

He de confesar con bastante vergüenza que tuve que buscar en google los nombres correctos de los equipos, ya que hasta el momento eran conocidos por mi como el "verdeconblanco" y el "azulyrojoquelegustaalpapádelflaco".


Ahí en el avión, sentada junto al asistente técnico Einar Angulo Calzada, pensé en lo que haría un "fan" del fútbol. Definitivamente tomar fotos y pedir autógrafos como la mayoría de los que estaban en el vuelo, pero también hacer mil preguntas. Sin embargo no se me ocurrió ninguna pregunta que podría hacer como para que los lectores del blog pudieran entretenerse. Nada. Sobre todo porque ni siquiera sé quienes juegan en los equipos y tampoco tenía idea de quien había ganado el último partido entre ellos. Así que lo poco que conversamos durante el viaje fue sobre tejido en dos agujas, la mecánica dental, el clima y la gripa, después cada quien a los suyo. En mi caso, tejer; en el de él, dormir.

He pensado en cual es la moraleja del asunto, y lo que me quedó de la experiencia fue la sensación que organizar partidos internacionales tiene que ser un excelente negocio, ya que con lo que gana el organizador de la venta de las boletas le pueden pagar a los dos equipos todos sus gastos, y además tener ganancia.

Así que los ticos, pónganse las pilas. Hay mucho colombiano en Costa Rica que podría querer pagar por ver un partido de sus estrellas locales desde el "exilio".

Así como si llevaran a la Liga y Saprisa a jugar a Nueva Jersey o Denver. Full llenazo.

Etiquetas: , , , ,

6 Comentarios:

Blogger Alejandro González Estrada dijo...

pues que te digo,,, yo me hubiera tomado fotos con todos,,, con cada uno,,, uno por uno los filaría y me tomaría fotos,,, pero bueno,,, ya me he tomado,,, en una situacion similar, pero en un hotel de la ciudad de Medellín,,, y eso es como cuando voy a monterrey,,, me quedo pegado de las vitrinas hasta que salen los dueños y me espantan a escobazos,,, es una experiencia toda deliciosa,,, Saludos y buena suerte en tu viaje Medea,,,

11:08 p. m.  
Blogger Marcela dijo...

mmmm, que decir, yo no veo mucho fútbol, sin embargo me ha pasado mucho con artistas y eso, en aviones cartagena bogota bogota cartagena jajajja, me encontraba con el protagonista de bovela, con el cantante, y normal, no soy de las que corren detrás, pero bueno... saludos y éxito en tu viaje

10:22 a. m.  
Blogger Galo dijo...

Pues afortunado el señor, pudo descansar sin la típica preguntadera y adulación o ataque dependiendo del rendimiento del equipo. En mi caso saludaría a los jugadores y cuerpo técnico y haría una que otra pregunta, pero también hay que dejarlos descansar. Lo del negocio es cierto, sobretodo porque la gran mayoría de los colombianos en el exterior aman todo lo que aquí criticaban: las chivas, el aguardiente, el vallenato, el fútbol colombiano. etc. Saludos.

10:21 p. m.  
Blogger wílliam venegas segura dijo...

Yo por el fútbol puedo pasar, tal vez, pero el futbol no pasa por mí. Medea, pero sí sabes de Saprissa y Alajuela. Quiero, si quieres, que al querer me dejes una frase sobre los críticos en el post de mi blog al respecto. Que la pase bien.

11:31 a. m.  
Anonymous dejavroom dijo...

Medea, el futbol es un negocio tan lucrativo que los "sold outs" en los estadios de USA son cosa de todos los dìas cuando los equipos mexicanos viajan a aquellas tierras, y poniendo muy aparte que sean un deporte glorioso y lleno de cosas tan bellas.

Al pueblo... Pan y Circo.

Mira que encontrarse con deidades en los aviones no es cosa de todos los dìas, mis encuentros han sido por mucho muy distintos, editores de revistas desconocidos, programadores de la microsoft y socios mayoritarios de alguna transnacional...

Pero còmo olvidar aquella tarde del 2005, Mèxico - Paris y a mi lado nada màs y nada menos que el buen Philip Glass, lo confieso, tomarìa ese vuelo de nuevo y no por la torre Eiffel creeme.

Saludos desde Mèxico

4:45 a. m.  
Blogger Gallina con gripe dijo...

Jeje, me pasa parecido... Para mí son hombrecitos de colores corriendo detrás de una bola dentro de la TV. Ni el mundial me logra tocar una fibra de este corazón antifutbolero!

1:09 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal