23 oct. 2007

Atendiendo el llamado: Zainab Salbi

Zainab Salbi
Women for Women International

Las mujeres más fuertes construyen naciones más fuertes. Este es el factor que motiva a Zainab Salbi. Su organización - Mujeres por las Mujeres internacional - se ha convertido en una influencia tranquilizante y estabilizante para las vidas de más de 93 000 mujeres quienes han sobrevivido los estragos de la guerra y han surgido más fuertes, con más control y menos vulnerables. Siendo ella misma sobreviviente de la guerra, Zainab vivió durante la Iraq de Saddam Hussein. En sus memorias, Entre dos mundos: escape de la tiranía. Creciendo a la sombra de Saddam, ella retrata su lucha por sobrevivir en un país dividido por la guerra. Su libro más reciente, El otro lado de la guerra: historias de mujeres sobre supervivencia y esperanza, le da voces a las mujeres que superaron la guerra para fortalecer sus lazos familiares y reconstruir sus países. "Las mujeres que sobreviven la guerra son fuertes, resistentes y valientes- sólo necesitan ayuda para lidiar con los efectos posteriores al conflicto," dice.



Esta charla va a ser muy difícil escribirla objetivamente. Los horrores y la esperanza de los que Zainab Salbi habla son muy reales y cercanos como para mantenerse al margen.

Creo que me medio enamoré de Zainab al escucharla hablar. Es una persona que habla y es imposible no escucharla y prestarle el 100 por ciento de tu atención. Si vieron la conferencia en vivo, entenderán lo que digo, si no, pueden ir a youtube y ahí verla hablando en diferentes lugares.

Zainab creció en Iraq durante la guerra. Ella explica cómo hay un aspecto de las guerras que se discute en los medios: las zonas de enfrentamiento, las tácticas militares, los soldados. Sin embargo, hay un aspecto mucho más amplio que nunca se discute: es el que tiene que ver con la vida y con cómo se mantiene y sustenta la vida durante la guerra.

Recuerda cuando era niña, y al mirar por sus ventanas podían ver misiles caer. Las discusiones de sobremesa tenían que ver con si dormían en el mismo cuarto para que si caía un misil sobre la casa murieran todos juntos, o si deberían dormir en los cuartos separados y tratar de conservar una semblanza de normalidad.

Cuenta de los esfuerzos que se llevaron a cabo en Bosnia durante la guerra, y en los años después de ella. Un día iba caminando por una calle y escuchó música saliendo de un edificio. Era una escuela de música, y las mujeres encargadas de la escuela le dijeron que esa era su resistencia a los horrores de la guerra: mantener esa escuela de música abierta, y que los niños pudieran seguir aprendiendo. Niños tocando piano con manos congeladas, totalmente cubiertos por sombreros y bufandas, protegiéndose del frío que lo invadía todo.

Salta a otra de las tantas historias de heroínas de guerra: una mujer que pasó 18 años de su vida caminando de un lugar a otro de Sudan, no durmiendo más de 5 noches en el mismo lugar, táctica que usaba para evitar caer nuevamente en manos de las guerrillas quienes de igual manera lograron secuestrala en dos ocasiones y violarla constantemente, manteniéndola como esclava sexual. Zainab le preguntó qué representaba la libertad para ella, la mujer respondió: Tener uñas en los dedos de los pies. Porque después de 18 años de caminar, finalmente estaban creciendo. Salbi dice: la paz es saber que tu vida va a ser mejor.

El 80% de los refugiados de guerra del mundo son mujeres y niños. Las personas quienes se quedan detrás, las que se encargan de mantener la vida y a sus familias son las mujeres. Es irónico que ellas, quienes no están robando, violando, matando, destruyendo, bombardeando, fusilando, atacando, quienes además hacen milagros para conseguir comida, quienes alimentan, cuidan y mantienen la ciudad y sus pueblos y las comunidades, las que se organizan y consiguen maneras de dignificar las vidas de todos en los campos de refugiados, sean completamente ignoradas cuando llega el momento de sentarse a una mesa y discutir de estrategias para mantener la paz.

La violencia contra las mujeres llega a ser una señal de advertencia que señala que una sociedad está encaminándose a la guerra, a las crisis, al conflicto. Cuando ocurren epidemias de violaciones como las que se dan en el Congo, y nadie hace nada, deberíamos mirar y estudiar y analizar la situación para ver cómo detenerlo, evitarlo y cambiar la situación para que no vuelva a suceder.

Las mujeres también son las que comienzan a reconstruir las vidas de todos. A pesar de ser las víctimas invisibles de las guerras, echan para adelante y comienzan a reconstruir. Hay que invertir en las mujeres para tener comunidades fuertes, que se recuperen.

Menciona estadísticas espeluznantes: Durante 100 días, 500 000 mujeres fueron violadas en Ruanda... sin embargo, ella admite que es injusto comenzar a hablar de Ruanda de esa manera, ya que después de todo ahora el 49.9% del parlamento está compuesto por mujeres, y cada ministerio tiene un presupuesto para tratar los temas de género. "Ellos decían: No podemos trabajar sin las mujeres, ellas son la razón vital de nuestro progreso", cuenta Zainab.

Ella dice: "La guerra es como una linterna, señala una pequeña parte y eso es todo lo que podemos ver de lo que sucede. La guerra nos muestra lo mejor y lo peor de la sociedad. Hay que hacer algo para detener estas guerras, para poder ayudar. En lugares donde los insurgentes llegan a las casas de las viudas con un saco de arroz y le dicen que le cambian a un hijo por ese saco de arroz: un saco que servirá para alimentar a los otros 6 hijos que tiene. Sacrificar un hijo por el bien de los otros 6. Hay que evitar tener mujeres en esta situación, es una respuesta casi que obvia la que se daría. Para evitar darle más personas a los insurgentes, hay que dar nosotros el saco de arroz. Pero darlo y decirle "Te entregamos este saco de arroz, pero también te daremos educación para tus hijos, comida para la mesa y los ayudaremos a salir adelante.

¿Qué es lo que está haciendo Zainab Salbi? Ella ha creado una organización llamada Women for Women que básicamente da ese saco de arroz de manera virtual. Acompaña a las mujeres en un camino que las convierte de víctimas, a supervivientes, a ciudadanas activas de una comunidad.


En este vídeo, Una mujer africana al final dice una frase impactante: "una mujer sola puede cambiar algo, pero muchas mujeres juntas pueden cambiarlo todo." Y este es el slogan de la organización, que conecta a mujeres sobrevivientes de la guerra con patrocinadoras, mujeres pudientes de otros países quienes envían una carta junto con $27 al mes: estos $27 tal vez no representa mucho, pero con esa donación, y al ser parte de Women for women, las beneficiarias pueden aprender a leer y escribir, estudiar, recibir entrenamiento de habilidades laborales, aprender de derechos humanos, comprar alimentos, recibir micro créditos, cuidar a sus familias y mucho más. A través de este programa, han ayudado a 120 000 mujeres, aproximadamente 35000 mujeres por mes.

No sé que tanto ayude $27 dólares al mes... pero tiene que ser mejor que no recibir nada. Ella lo resume así: "cada gota hace una diferencia".
Sentada ahí en el auditorio, recordé a las mujeres colombianas, aquellas que durante años han tenido que vivir las consecuencias de una guerra... una guerra que muchos disfrazan con otras palabras, pero que al fin y al cabo es una guerra con muertos y violencia y víctimas.. y también heroínas. Y Women for Women no ha estado ciega a esta problemática: En el 2004, brindaron ayuda financiera a cuatro grupos de mujeres para que ellas pudieran desarrollar proyectos creados por ellas mismas. Parece que el proyecto no ha continuado, aunque comprendo que acá el gobierno sí está brindando apoyo a empresas y grupos de mujeres, cosas que no existen en muchos otros países, y pues: acá la situación puede ser grave, pero en otros lugares es mucho peor.

Ella cierra la charla así:

"Al final del día, trabajar con la guerra o con cualquier cosa, representa nuestra propia realidad. Si no trabajamos por otros, no estamos trabajando por nosotros. Hay que romper el silencio."

Etiquetas: , , ,

6 Comentarios:

Blogger Un Gerente dijo...

Yo no se como alguien pensó alguna vez que mi blog era trascendental, si leyeran este.

en fin, yo lo he dicho y lo dire siempre en el Blog y en la vida "real" los hombres para lo único que servimos es para dañar el mundo, el mundo en manos de las mujeres sería diferente, mucho mejor.

otra cosa, yo creo que Zainab Salib, debería conocer el triste camino recorrido por las mujeres en colombia, donde ha historias tan dramáticas o mas que las que ella pudo haber conocido.

10:38 a. m.  
Anonymous Sandel dijo...

Tuviste entonces la posibilidad de escucharla en vivo y eso debe ser bastante impresionante.. Estuve viendo uno de los videos y de veras transmite una sensación de credibilidad. Hay mucho por hacer todavía en este campo, en Colombia y en el mundo, y se necesitarán más Zainab Salbi.

4:20 p. m.  
Blogger medea dijo...

Gerente, leí tu comentario y tuve que regresar al artículo para revisar, porque estaba segura que ahí ya había mencionado lo de Colombia, Y

No puedo creer esa grave omisión al momento de transcribir mis notas! Zainab Salbi y Women for Women SI ha ayudado a las mujeres colombianas, algo que yo no sabía estando allá en la conferencia y que descubrí al meterme en su website.

Lo voy a poner acá en el comentario, e iré a editar el artículo ipso facto.

"Sentada ahí en el auditorio, recordé a las mujeres colombianas, aquellas que durante años han tenido que vivir las consecuencias de una guerra... una guerra que muchos disfrazan con otras palabras, pero que al fin y al cabo es una guerra con muertos y violencia y víctimas.. y también heroínas. Y Women for Women no ha estado ciega a esta problemática: En el 2004, brindaron ayuda financiera a cuatro grupos de mujeres para que ellas pudieran desarrollar proyectos creados por ellas mismas. Parece que el proyecto no ha continuado, aunque comprendo que acá el gobierno sí está brindando apoyo a empresas y grupos de mujeres, cosas que no existen en muchos otros países, y pues: acá la situación puede ser grave, pero en otros lugares es mucho peor."

7:00 p. m.  
Blogger Bellydancingknitter dijo...

Gracias, esta fue una de las conferencias mas conmovedoras. $27 ambian una vida.
Ya me uní, vamos a ver cómo me va.

8:39 a. m.  
Blogger Julia Ardón dijo...

Gracias por esta información. La difundiré.
Un abrazo.

2:30 p. m.  
Blogger Un Gerente dijo...

:)

4:49 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal