20 oct. 2007

El cuerpo reconsiderado: Nina Jablonski

Nina Jablonski
Catedrática y Directora de Antropología, The Pennsylvania State University

La Dr. Nina Jablonski, primatóloga, bióloga evolucionista y paleontóloga, es catedrática y directora en la Universidad Estatal de Pennsylvania. Ha sido una investigadora Fulbright en Nepal, excavado por fósiles humanos en China, estudiado monos prehistóricos en Kenya y ha enseñado a lo largo del mundo en lugares como Hong Kong y Australia. Su investigación se centra principalmente en la evolución de los sentidos en primates y humanos, la comunicación y comportamiento. Con su libro Skin: A Natural History, Nina ofrece la primera historia exhaustiva sobre evolución biología y el efecto del color de piel en los humanos- desde la prehistoria a las épocas modernas. Ella espera impactar la manera en la que las personas piensan sobre la pigmentación de la piel: "Podemos tomar un tema que ha causado tantos desacuerdos, tantos malentendidos y completamente desarmarlo. Todos somos lo mismo debajo de la piel."



Nos saluda y dice "Qué lindo grupo de primates". Nos pide que nos miremos profundamente y que nos toquemos. Nos pide a los blogueros que dejemos de lado el teclado y que nos extendamos a otro, a un extraño. Ella se da cuenta que hay muchos que no harían esto,,, sencillamente porque estamos acostumbrados a otro tipo de interacción que no está relacionada con contacto físico.


Los primates son extraordinarios porque nuestro sentido principal es el de la visión. Pero justo después de eso y cercano está el sentido del tacto. Igual está la audición, y finalmente está el sentido del olfato. Al estudiar el cerebro humano vemos que hay una gran cantidad de "bienes raíces" de la corteza que sirven para recibir información visual, y una parte grande dedicada a recibir información de nuestro sentido del tacto.

La piel humana es extraordinaria... es algo que tomamos por sentado y que en realidad NO sabemos nada de ella. Es desnuda, vienen en un rango de colores, es suave, suda, y lo usamos como un lienzo para expresarnos.
La piel es maravilloso, y en realidad es muy delgada, apenas milímetros de grosor. Nos protege de golpes y cortes, y tiene niveles que se regeneran constantemente, manteniéndola fresca y nos brinda una nueva cara para enfrentarnos al ambiente constantemente.

Recibimos mucha información a través de la piel, y una de las partes más sensibles es la piel de las manos. Diferentes partes del cuerpo se representan en proporciones muy diferentes. Muestra esa imagen llamada el "homúnculo sensorial", una figura donde las manos, los labios y las orejas, al ser más sensibles, se presentan más grandes, y las partes menos sensibles se presentan menos.

Como primates nos tocamos mucho el uno a otro, pero no al azar, sino en maneras definidas. El sentido del tacto forma parte vital de nuestra economía. Desde que somos bebés, nos relacionamos con la madre, el lazo de la maternidad, de la "primatidad" se forma a través del tacto.

Nina continúa hablando de experimentos hechos con animales, un mono al que le dieron dos madres sustitutas: una hecha de trapo y suave, otra que era hecha de alambre, pero tenía leche. El mono invariablemente escogía la madre suave y caliente, y sólo pasaba donde la madre de alambre por pocos segundos a comer.

Otra imagen es la de los monos acicalándose... hace el paralelismo con los humanos... a pesar de lo evolucionados que pensemos que estamos.... nosotros pagamos por acicalarnos: pagamos por un masajista, pagamos por un facial, buscamos extraños que nos toquen y nos acicalen. Lo tenemos en nuestros genes desde hace 40 millones de años.

Nos pide que nos acordemos si nos fijamos en el color de piel de nuestro compañero. La piel viene en muchos colores diferentes de manera natural, y estos colores están distribuidos en zonas por el mundo: piel más oscura cerca del ecuador, y más clara cerca de los polos. La melanina está muy relacionada con los niveles de radiación ultravioleta. Muestra un mapa de los colores de piel por el mundo, y compara el color de piel con sabores de helado, el chocolate siendo el más rico y sabroso. Esta explicación de rayos ultravioleta con el color de piel cada vez van cambiando, sobre todo cuando viajamos. Alguien con mucha melanina tiene dificultades para absorber vitamina E en las zonas cerca a los polos, y las personas con piel clara tienen problema con recibir rayos ultravioleta en zonas ecuatoriales.

Nos llama simios decorados.... todos estamos usualmente decorados ya sea con maquillaje, tatuados, perforados... y esto no es nuevo. En Egipto existía una industria cosmética par maquillarse. Existían sombras de ojos y delineador. Los tatuajes son también antiguos, se han encontrado desde hace más de 5 000 años (usa el ejemplo de Otzi, el hombre encontrado en los Alpes).

Mucho de lo que pensamos de otra persona está basado en nuestra piel, nuestra humanidad está definida e identificada por la piel. si quitamos la piel, todos seríamos iguales.

Nos pide que pensemos en nuestra piel, que pensemos en los 40 000 años de evolución, en cómo los humanos hemos vivido con nuestras pieles y con los otros, viviendo en tribus, buscando contacto físico, aprendiendo a entender las claves de comportamiento dadas por la piel. El contacto es un aspecto importante de la economía. Nos pide que pensemos en que es importante no rechazar nuestra "simianidad", que nos toquemos, que nos miremos, que conversemos usando lenguaje no verbal y verbal. Que el ancho de banda de toda esta comunicación es mucho más amplia, tenemos mucha riqueza en todos nuestros sentidos que podemos usar para comunicarnos.

Que nos abracemos. Necesitamos estar en contacto con alguien, tocarnos, abrazarnos. Esta es la definición de ser humano.

Etiquetas: , , , ,

2 Comentarios:

Blogger Bellydancingknitter dijo...

se sintió raro estar despegando los dedos del teclado para alcanzar a otra persona?

suena a q estuvo divertida esta charla

10:30 a. m.  
Blogger medea dijo...

Muy raro, sobre todo porque todo mundo estaba a mucha distancia de mi, tuve que estiraaaaaarme. y apenas era tocar las puntas de los dedos y no se sabía hasta cuando había que tocarse y mirarse.

11:21 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal