27 nov. 2007

A tomar agua de la llave


El sábado pasado estuve en la celebración de los quince años de la publicación La Hoja de Medellín. Una de las cosas que me ENCANTÓ del evento que se realizó en el Orquideorama del Jardín Botánico fue el "stand" de epm (Empresas Públicas de Medellín).

Estaban dando agua, pero no en botellas PET desechables etiquetadas. No señor. La daban en unas caramañolas que ellos mismos llenaban de unas llaves de agua. Un niño preguntó que qué era lo que estaban dando, y ellos respondieron: Agua de la llave. Limpia, fría y fresca. Con orgullo, como debe ser.

Fue un contraste con lo que vi en PopTech, donde habían estañones enteros llenos de botellas de agua desechables, bajo la justificación que era agua embotellada cerca de la fuente, que estaban reciclando las botellas, que se ayudaba a la economía local. En un lugar donde el agua es perfectamente potable cuando se abre una llave del agua, es un insulto, a mi parecer, consumir agua en botellas desechables en vez de andar una botella rellenable. No importa de qué ángulo se mira, reutilizar plástico ES mucho más ecológico.

Creciendo en Lima, Perú, donde el agua de la llave, del grifo, de la canilla, del tubo o como le digan, sale con olor a huevo podrido, es tan dura que el jabón nunca hace espuma, que hay que cambiar las regaderas de las duchas y lavamanos cada año por la calcificación que se da en los aspersores, donde para lavarse los dientes había que ir al bidón de agua, donde llenar una tina significaba sumergirse en agua café, donde se recolectaba el agua en estañones para las épocas en las que no había... pues uno como que aprende a apreciar el agua. A apreciar que uno puede tomarla directamente, que hay lugares donde es pura, fresca y abundante. Donde uno no TIENE que tomar agua de botella, donde con el girar de una perilla uno puede servirse un té caliente, o diluir un poco de nestea frío.

Hagamos el esfuerzo de tomar agua de la llave cuando podamos. Reutilicemos botellas, evitemos comprar productos en envases desechables que se multiplican en escala sorprendente, esas bolsas de agua o botellas que lo que contienen es agua de la llave, sólo que una llave que no conocemos. Agua que le quitan a personas que la necesitan para que esté sentanda en un estante de supermercado quién sabe por cúanto tiempo, y que nos la venden como si no tuviéramos otras opciones. Como si no hubiera muerto gente que luchó por darnos agua potable en Medellín hace no mucho tiempo.

Por salud, por ecología, por consideración.

Etiquetas: , , , ,

8 Comentarios:

Blogger Galo dijo...

Lo que decís es cierto, si hay algo de lo que tenemos que sentirnos orgullosos es que el agua potable llegue a prácticamente toda la ciudad, incluidos los barrios de las laderas para los que se necesita mucha más presión para que suba. Todavía no entiendo esa moda de tomar agua embotellada sin necesidad, agua costosa, maluca y que genera residuos de plástico, sin contar con el combustible quemado en su transporte. Saludos.

10:10 p. m.  
Blogger Aaron Ortiz dijo...

En mi ciudad natal, La Ceiba, Honduras, el agua es limpia, pero no todo el año, y tristemente ya nos hemos acostumbrado a hervirla o comprarla siempre.

Eso es porque sale de un rio que viene de una jungla tropical. Es casi sin sabor alguno. Solo en los meses de lluvia hay problemas.

10:05 a. m.  
Anonymous Patton dijo...

A mi me encanta esa campaña (es mundial)... he tenido la suerte de no haber caído en ese juego comercial y toda mi vida he tomado agua de la llave... bueno, porque mi acueducto lo permite.

Habrá que promoverla, Juan Mayr (ex ministro de medio ambiente) está liderando una campaña sobre el tema y hablaba de lo mismo que mencionó galo: los recursos que se gastan en producirla y transportarla son algo completamente aberrante.

10:33 a. m.  
Blogger Un Gerente dijo...

jejejeje aqui alguien hace eso y termina con disentería y muerto o muerto con disentería, mejor dicho aqui hay que hervirla, filtrarla y regar las matas con ella o si no se mueren las planticas

1:26 p. m.  
Blogger Denise dijo...

En CR sí tomaba agua del tubo; aquí tengo la impresión de que puedo caer medio muerta, sobre todo porque su descripción del agua de Lima describe más o menos el panorama. Lo que me gustaría es un purificador, pero son requete caros.

2:37 p. m.  
Blogger Alejandro- "armadillo" dijo...

muy de acuerdo...

despues de no haber podido hacerlo a lo largo de mi juventud (ya dio las razones por adelantado el gerente), ahora que puedo siempre cargo en mi maleta una botella rellenable...

es que no nos damos cuentas pero se nos esta acabando los recursos y nada que la gente se decide a aprovecharlos bien...

5:11 p. m.  
Blogger Pala Labra dijo...

Tienes razón, uno a veces hace cosas con muy poca consciencia de lo que eso puede generar, más residuos y más contaminación. El cuidado del medio ambiente requiere de una actitud que nos lleve a actuar siempre teniendo en cuenta los efectos de nuestras decisiones, aunque sean pequeñas.

Saludos!

6:20 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

muy bueno que llegue el agua de la llave, porque nosotros en manizales si que viviomos orgullosos de poder tomar agua de las llaves, lastima que muchos no valoran aca este precioso e incalculable liquido

3:45 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal