17 feb. 2008

The best laid plans of mice and men.

Ayer conocí lo que cualquier turista visitando tierras mexicanas llamaría "La Venganza de Montezuma", sólo que en mi caso creo que tendría que ser algo más parecido a "La rabia de Kali", "La revolución de Gandhi" o "La opresión de Shiva". Advierto: este recuento no es apto para quienes sean altamente suceptibles. Si no quieren seguir leyendo, les recomiendo dirigirse hacia blogotematico.info, donde hay un nuevo episodio con un pequeño segmento más agradable enviado con cariño desde la India para ustedes.



El caso es que amanecí con migraña... así que aprendiendo de mi jaqueca pre viaje, decidí atacarla desde su inicio con un medicamento traido expresamente para ese fin. Sin embargo, después del almuerzo, me recosté un rato y el mundo no paraba de girar. Como después de una salvaje fiesta, sólo que en mi caso no había hecho nada fuera de lo ordinario, excepto tomarme la pastilla, una combinación de acetaminofén con tramadol. Desperté del estupor, porque ni siquiera fue sueño, completamente desubicada. Pensé que tal vez eran nauseas de la medicina, así que como el dolor seguía, entonces decidí no tirarle más medicamento del anterior, pasé a algo más liviano y me tomé un antigripal normal, a ver si en vez de migraña era sinusitis o algo así. Tenía una salida pendiente, así que me alisté y salí a la fiesta. Mandé un mensaje avisando que iba de camino.

Iba sudando frío y con náuseas en el carro, pero eso no es poco frecuente. Me pasa a cada rato en Medellín, sobre todo cuando ando en bus. El chofer me iba señalando puntos importantes de la ciudad de camino. "Esta es una gran lavandería al aire libre", "este es un secadero de pescado", "esta es una celebración de boda hindú". Yo cada vez veía menos, se me iba cerrando la visión. Tomaba sorbitos de agua. Deseaba abrir las ventanas para recibir aire fresco pero en esa zona de Mumbai no hay aire fresco si abres la ventana. Lo que recibes son mendigos por docenas y olor a desagüe... el aire acondicionado no era suficiente y tuve que pedir al conductor que parara el carro. Lamentablemente no sucedió a tiempo y terminé abriendo la puerta de golpe montada en un carro en movimiento, vomitando a medias en el carro y en la calle y mirando de reojo como el conductor del carro que golpee cuando abrí la puerta me sacudía el puño con una expresión como de sorpresa y rabia mezcladas.

Así que tuve que tomar una de esas decisiones rápidas, y con una gran sensación de vergüenza... tuve que decir que dieramos media vuelta y regresaramos. Aunque he de confesar que pensé que mejor era seguir el camino, ya casi llegábamos y regresar era más de una hora de tráfico antes de llegar a la casa. Pero no. Porque vomitar durante una fiesta es mal visto, pero vomitar antes de llegar a ella creo que es peor. Y estoy casi que segura que llegar vomitada a una fiesta no es la mejor manera de causar una buena impresión y hacer amigos.

Recuerdo que traté de mandar un mensaje de texto disculpándome por no poder ir varias veces, pero en vez de send le daba al boton de salir. Tampoco sabía que decir. Cuánto es demasiada información demasiada información? "Disculpa, no puedo ir porque me vomité. Gracias! Tomemos cafe estos días". O sea. "Sorry, el cordero biryani no me sentó bien y tuve un accidente en el carro. Por favor me disculpas de toda la gente que llegó a tu casa para conocerme. Bye!!!". Finalmente mandé algo como "Perdón. Estoy enferma, tuve que regresarme a mi casa. Mil disculpas. Hablamos despues".

A la hora y algo sonó mi celular, y era mi amigo preocupado porque había desaparecido. Después de tanto esfuerzo para mandar el mensaje, nunca lo recibió. Así que me disculpé, pero creo que cualquier cosa suena a disculpa barata. Así que no logré conocer a los blogueros de Mumbai en este viaje, y creo que quedarán con una muy mala impresión de mi. Pero mejor que quede la duda a que se hagan la imagen que los blogueros latinoamericanos olemos a vómito.

Llegué a la casa y me recibieron con un vaso con agua y pocas preguntas. Pobres. Creo que mi hermano y mi cuñada me han visto en los peores estados de indigestión e intoxicación de la vida. Hace 3 o 4 años mi hermano me llevó prácticamente inconsciente a la clínica, por un cuadro de intoxicación severo. Estaba viviendo sola en esos días y fue pura casualidad que ellos estuvieran de visita, rumbo a un resort veraniego al norte de Costa Rica. No me quiero imaginar qué me hubiera pasado si no hubieran estado ellos.

En fin. Así que hoy me la pasé en piyamas. En cama. Leyendo y dormitando. Ahora tengo nuevamente la migraña, pero me da miedo tomarme la pastilla y que me de nauseas otra vez. Aunque no sé si más bien no tomármela fue lo que me hizo daño.

Creo que tal vez fue la mezcla de migraña, cordero biryani y las calles de mumbai que fueron demasiado para mi.

Para el martes de la próxima semana tendré que ver cómo me va con la fuerza y energía. Me espera todo un día de viaje: Creo que tomaré mareol antes de salir.

Etiquetas: , , ,

6 Comentarios:

Blogger Bellydancingknitter dijo...

hugcitos!

10:50 a. m.  
Blogger Denise dijo...

Ay... qué cagada. yo ODIO vomitar, le tengo fobia. Y bueno, qué le ibas a hacer, la verdad que pasarte la noche en una casa ajena corriendo al baño no suena muy divertido.

Espero que la migraña te suelte, no sé qué decirte de las pastillas, a lo mejor antes del viaje deberías comer poco, ligero y talvez eso ayude.

4:02 p. m.  
OpenID Patton dijo...

Tiene cara de intoxicación alimentaria, lo que es buena noticia porque mañana ya seguramente estarás mejor. Que pesar lo de los bloggers mumbaienses, pero ni modos. Aunque nunca se sabe, a lo mejor en su cultura el llegar vomitado es el máximo halago, lo que me recuerda lo de "the ultimate phone call" del último episodio de Seinfeld.

Ojalá estés mejor pronto.

6:40 p. m.  
Anonymous Sergio dijo...

Hola querida, ahora tan perdidos nosotros. Mirá me interesa mucho lo del contacto del festival de cine de Antioquia. Me hubiera encantado que estuvieras acá, vieras que estuvo bonito. Se te extraña. Abrazos,

12:01 p. m.  
Blogger Shirley dijo...

Pobrecita mi cuñis! Tendre en cuenta no comer odrdero muy seguido para que mi estomago descanse. Podria haber sido una sobre dosis de carne? Lo bueno es que fue solo un día.

Gracias por compartir :)

12:27 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

4:44 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal