10 feb. 2008

Bombay Hospitality

Cobertura del segundo y tercer día en la India. Conciertos, restaurantes, mucha comida, y un poco de lecciones culturales.


Viernes: El viernes fuí a almorzar a Out of the Blue, por acá cerca con mi cuñada y una de sus amigas. En la tarde la pasamos tranquilos en casa.

El sabado salí con mi hermano a almorzar. Comí en uno de los lugares que en mi mente simboliza una globalización que finalmente va llegando a India: un Bembos burger grill. Desde Perú, adaptado a la cultura local. Hamburguesas vegetarianas, de pollo y de cordero. Dos cocinas separadas para que las zonas de preparación de alimentos vegetarianos no se contaminen con proteínas animales. Caminamos después por bazaares sin comprar nada. No tengo paciencia para vendedores ambulantes. Sobre todo siendo blanca en un país donde eso es sinónimo de "esta tiene plata y quiere comprar algo". Me cae mal en cualquier parte que esté. Creo que es algo que viene con la falta de habilidad para el regateo. Creo que prefiero ir a un lugar donde las cosas vengan con la etiqueta del precio pegada.

Ya con celular en mano, organizar salidas se hace mucho mas facil. Fue cuestión de mandar al chofer por un chip de celular prepagado, y listo. Ayer me llamo un amigo de un amigo y me invito a un concierto en la noche. Paso por mi en taxi y salimos a recoger una amiga y a encontrar el lugar del concierto. Finalmente llegamos al concierto mas organizado al que he ido en muchísimo tiempo. En un lote vacío, rodearon toda esta área de separadores negros, una entrada con detectores de metales, venta de alcohol (whiskey y vino) sillas y mesas, y cuando pasabas por una rejita llegabas a la zona de concierto con baños a cada lado y espacio para estar de pie muy comodamente. Fue el One Tree Festival y aunque no conocía ninguno de los dos grupos que tocaron, la pasé bien. Después fuimos a cenar a Zenzi, un bar que tiene un restaurante muy rico. Les cuento algo. Ser vegetariano en India es una cosa completamente diferente. Acá la comida está hecha para saber rico... tal como la preparan. No tiene ese sabor de latinoamerica donde "vegetariano" es equivalente a algo hecho de último momento con sobros y sin sabor. Todo es delicioso. Después de unas cervezas, curries vegetarianos y postre, la chica con la q andábamos se encontró a unos amigos, y entre todos me convencieron para ir a otro lugar... yo estaba más que lista para ir a descansar.

De esas cosas q no cesan de sorprenderme es el contraste entre ricos y pobres. Acá están de las personas más ricas del mundo, que salen de un restaurante y esperan que el valet traiga el carro... mientras en la esquina alguien está cagando en la calle, y sus hijos duermen entre unas latas apoyadas contra la pared que rodea un edificio de lujo. Entonces, nos subimos a los carros, y fuimos para este barrio llamado Juhu. Paramos frente a estas latas de zinc corrugado pintado de rojo que rodean un edificio. Un par de tipos a la entrada en traje, cero carros en la calle parqueados al frente y una reja. Entonces abren la puerta y hay un caminito de velas y un letrero en una lámina de hierro tallada con ácido o soplete que decía simplemente Aurus. Caminas por un corredor lateral, y por la ventana podía ver el lugar más exclusivo sobre el que he puesto la vista en mi vida. Como se vería un salón del barroco francés si se trajera a la época moderna. Me asustó un poco, he de confesar. Pero después de pasar por 2 personas en traje, llegamos a una terraza frente al mar, con gente en sillones comiendo de unos platos exquisitamente decorados, velas por doquier, pequeñas "habitaciones" de vigas de madera con sillones y mesas para más privacidad, plantas, y cada último detalle fríamente calculado. Digamos que las palmeras tenían unas redes alrededor de la copa para que no cayeran cocos sobre la gente que come. Algo muy necesario que nunca he visto que se haga anteriormente. El filtro en Aurus, en pocos platos, es el costo de lo que sea que vas a consumir ahí. Por eso no es raro encontrarse a todas las estrellas de Bollywood ahí. Les conté que yo estaba en camiseta, jeans y converse? Menos mal q a uno, por ser blanco y obviamente turista, se le perdona todo.

Pero una de las cosas de las que me di cuenta anoche es que todos los bares de gente de plata en el mundo son iguales. No en el sentido visual, sino en la gente que llega. Los temas son los mismos, las conversaciones son las mismas, la manera en que se paran y miran a otros. Solo que acá es un poco más upgraded. En vez de viajes de negocios a USA, acá hablan de viajes a Dubai.

Eso sí. Lo que más me ha gustado hasta ahora. Lo que me tiene asombrada, feliz y satisfecha, ha sido la generosidad y hospitalidad de todos a los que he encontrado. Tengo invitaciones para cafe, para tomar té, para fiestas y noche de comida tradicional hindú. Mañana escribiré sobre hoy. Que de una vez aviso. Si ayer pensaba que esos restaurantes eran lujosos... Es porque no conocía al que fui hoy.

Hay fotos en Flickr.

Etiquetas: , , , ,

6 Comentarios:

Blogger Aaron Ortiz dijo...

Gracias Medea, por la historia y por la fotos, son impresionantes. Saludos!

4:52 p. m.  
Blogger Murasaki dijo...

Qué "desmatiz" morir a causa de un "cocazo" en un lugar tan fino! Sabia prevención lo de las redes...

Me voy a ver fotos!

5:15 p. m.  
Anonymous Jorge dijo...

Estoy más que satisfecho con los relatos. espero corresponderte cuando haga mi maravillos viaje a Don Matías. Te sigo. Un abrazo.

PD Aguante! los converse

5:47 p. m.  
Blogger Galo dijo...

Muy bacana tu crónica, eso de la desigualdad es algo que nos toca a todos pero por lo visto allá es mucho más notoria que en cualquier parte. Qué bueno lo de la comida vegetariana, yo no soy capaz de imaginar algo vegetariano que sepa bueno, culpa del tipo de comida Vegetariana que se hace en Colombia. Espero más relatos, saludos.

7:18 p. m.  
OpenID Patton dijo...

Me encantan esas fotos, en verdad se transporta uno. Me impresionan la pátina de los edificios, parecen de mentiras.

Cerca de la plaza Botero hay un restaurante vegetariano que no me supo nada mal. Pero debe ser porque no la he probado por allá ... y se de muchos que quisieran estar allá, solo por la comida! :D

8:01 p. m.  
Blogger Sneaksleep dijo...

Despues de dos visitas a Bombay, aun no he conocido los barrios en que tus has estado--la familia de mi marido vive en el barrio de Colaba, en el sur de Bombay, y es tan complicado salir de alli (por el trafico), que casi todos los restaurantes que conozco en Bombay estan por esos lados.

Entiendo completamente lo que dices sobre la India--lo del contraste entre rico y pobre, y tb lo de la generosidad. Es un pais como ningun otro, por seguro. Me alegro que lo estes pasando bien!

9:25 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal