13 feb. 2008

Consumismo occidental

Finalmente el jet lag me alcanza, y la energía que me queda la uso para trabajar, ver noticias de los disturbios, leer y hacer compras.


Ah. Las telas. Los bazares. Las tiendas. Ayer fui a Fabindia, una tienda de telas para el hogar. Es decir: cubrecamas, cojines, cortinas, toallas y todas esas cosas q hacen q las casas se vean como hogar. Si bien no tengo en mente dónde quiero vivir, sí tengo claro cómo quiero vivir. Rodeada de color, de aire, luz y amigos. Entonces me encargué del color por ahora. Compré de esas cosas que tendré guardadas por algunos meses hasta q me emancipe, y después saldrán a lucirse en ese apartamento que tengo imaginado y espero encontrar en versión física.

Estando en la tienda, comenzaron las llamadas. Disturbios en Mumbai. Resulta que hay un fundamentalista llamado Raj Thackeray que es un neonazi local, y quiere pasar leyes que hagan que el estado de Maharashtra (donde está Mumbai),sea de los locales. Como que de Medellín echaran a todos los que no son de Antioquia y les dijeran que no pueden tener tiendas, negocios, taxear y tras de eso los insultaran. Este Thackeray ha estado haciendo mucho problema, y finalmente el gobierno decidió mandarlo preso. Ayer pasaron la orden de arresto y se dieron disturbios en el centro d la ciudad. Hoy lo agarraron y disturbios nuevamente. Claro que pagó fianza y ahora anda libre nuevamente.

El sistema judicial acá es, por decirlo con tacto, un desastre. Usualmente los policías son de castas más bajas que los criminales de cuello blanco, así que como se imaginarán no son demasiado eficientes ni amedrentadores. Lo que sí es que atrapan los homicidas en 3 patadas. No importa el crimen, a los dos días tienen al culpable en sus manos. Qué casualidad que resulten ser dalits o intocables con cara de culpables sólo por ser pobres. CSI India podría ser un oximorón.

Entonces nos vinimos para la casa, salimos a caminar al Jogger's park con mi sobrino y colapsé por unas cuantas horas... me habían invitado para salir pero terminé roncando envuelta en un cubrecamas. En la noche tuve una competencia con el cansancio debido a una reunion de trabajo a las 230am por internet. A las 4am me dormí, y a las 9am de hoy me llamó un amigo para confirmar lo de la fiesta el sábado: Habrá reunión bloguera en su casa y yo soy la invitada superestrella exótica latinoamericana. Aunque sospecho que la pizza y el vino serán la razón para que todos lleguen.

Hoy salimos a las tiendas callejeras y de regreso participamos en un ejercicio cultural: le preguntamos a la nana cuanto pagaría ella por las cosas que compramos y después nosotras le decíamos lo que habíamos pagado y ella se reía de lo mucho que nos habían tumbado. Digamos que no servimos para regatear, y el hecho de vernos extranjeras con pocas ganas de pelear por un precio hace q a uno le cobren lo q les da la gana. Menos mal hay tiendas donde el precio es fijo y eso es lo que uno paga. Es como ir a otro país, estar en la calle y que te ofrezcan bonice a 300 pesos. Uno dice "wow, que barato" y lo compra. Después uno aprende que en ese lugar sólo los turistas pagan más de 200 por el bonice. Igual. Digamos que colaboramos con la industria local.

Una de las cosas que he aprovechado para hacer durante estas vacaciones es leer. Como el sueño me da es en las tardes, y en las noches estoy un poco desvelada, me pongo a mirar los libros que tienen en la casa. Ya me terminé 3: Night @ the Call Center, Holy Cow y Fishing Salmon in the Yemen. También me leí los cuentos de mi sobrino sobre los dioses, la mitología y la Ramayana. Si los cuentos para niños normalmente son crueles: Hansel y gretel casi comidos por la bruja, caperucita digerida por el lobo, madrastras malvadas que encierran a las princesas y otros, los cuentos de por acá se llevan el premio en sangre, muertes, engaños, desgracias y maleficios. Y todos y cada uno de los cuentos tienen su fuerte moraleja: Amarás a tu prójimo, no irás en contra de la naturaleza, el que engaña termina sin amigos ni apoyo, pelear entre hermanos ayuda a que los enemigos ganen, Amarás a tus padres por sobre todas las cosas, el amor vence todos los obstáculos. No son para nada malos preceptos por los cuales vivir.

Etiquetas: , , ,

1 Comentarios:

OpenID Patton dijo...

De nuevo, encantado de aprender cosas nuevas. Y luego dicen que los blogs son perdedera de tiempo :D

Lo del regateo y cobrar tarifas "SM" como que es cosa de países tercermundistas. O de todas las culturas, seguro en mercado callejeros de Helsinki también le verán a uno la cara de turista y le cobrarán más. El undécimo madamiento es universal, tal vez.

3:40 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal