17 abr. 2008

comfortably numb

Descubrí de manera tardía que aunque siempre he pensado que soy una persona visual y no auditiva, hay una posibilidad que sea 50-50. Suena a lo más cliché del mundo, pero me siento tonta de haber ignorado tal faceta. Parecería imposible haber pasado ese detalle por alto, pero así fue. La evidencia indicaba en esa dirección, y como es usual, decidí no darle importancia y seguir con mi idea. Como esa otra idea q a veces me creo de que soy tímida y por eso no le hablo a la gente cuando la realidad es que soy malgeniada y a ratos sencillamente la humanidad me cae gorda. Pero ese será tema para otro post. Back to the music.


Me asaltan recuerdos de yo como una niña sentada haciendo mis tareas sobre la mesita de la sala y el bolero de Ravel sonando de fondo. Yo tenía dos canciones favoritas: El bolero de Ravel y la aria de la reina de la noche de la Flauta Mágica de Mozart. ASí que el interés musical estaba. Tenía algún tipo de oído musical, ya que tocaba violín con el método suzuki que se basa en oir y tocar en vez de leyendo partituras.

Tal vez me despisté porque no escuchaba música contemporánea y nunca supe qué era lo que era música "cool" o de moda. A mi la música me llegó depurada, ya fuera después de años de escuchar que era buena y de calidad, o por influencia de amigos que me recomendaban tal o cual cosa... y además me regalaban un cassette o un cd. Entonces escuchaba las canciones y a veces me gustaban y a veces no. Cosa extraña, muy pocas veces le presté atención a la letra, y tenían que recordarme "hey, escucha esta letra" para yo tratar de entender. Eso sí que no lo tenía: la habilidad de traducir el lenguaje de las canciones a algo entendible. Entonces ni le hacía el esfuerzo. Escuchadas, nunca logré aprender una canción, siempre fui una chica de sentarme con el cuadernito de las letras a ver q era lo q decía, en esos momentos que me entraba la curiosidad.

Entonces a la larga no era el viaje mental de las historias cantadas lo que me atrapaba sino sencillamente una cuestión de ritmo. Por eso disfruté enormemente mi época de música electrónica en el 99, un asunto tribal y primitivo de bajos que removían las entrañas. Entonces por ahí también fui perpetradora de crímenes al buen gusto, y he de confesar que me gustaban canciones con letras completamente ofensivas y malas. Mi excusa es que no le presté la más mínima atención a lo que decían, en mi defensa, el ritmo era bueno.

En estos días me puse a escuchar, y realmente escuchar mis canciones favoritas. Descubrí que algunas que me encantaban tenían letras fantásticas y emocionantes, otras hablaban de temas que en la vida pensé que tuvieran relación con las melodías que me habían encantado. Ew. Habían pasado años de tener esas canciones en mi ipod y escucharlas repetidamente y nunca había notado las letras. Ahora me gustan mucho más. También en estos últimos meses he descargado un montón de podcasts, lo que se llama "talk radio", de gente conversando de temas varios. Cambié los audífonos del ipod y un mundo maravilloso de calidad de sonido ha llegado a mi.

Pero también ha tenido efectos inesperados. Voy descubriendo este sentido que tenía ignorado por completo va pasando la factura por ofensas pasadas. Está en hyperdrive. Tengo los oídos hiperestimulados, como sedientos de nuevas experiencias. De escuchar el ruido de las llantas sobre el asfalto mojado. De percibir que hay un pajarito durmiendo debajo de una teja por que muy de vez en cuando pía un suspiro. Que me conversen y me cuenten del mundo. Que las ideas de alguien me entren por una oreja y me acaricien el cerebro activando millones de neuronas. Palabras al oído. Secretos. Anéctotas cotidianas. Canciones y música. Risa. Estar con la cabeza en la almohada conversando de nimiedades. Es duro necesitar esas cosas y estar rodeada de silencios. Entonces pongo lo mejor de Pink Floyd a sonar, me tiro para atrás en mi cama y me dispongo a disfrutar del inusual insomnio.

Etiquetas: ,

4 Comentarios:

Blogger Un Gerente dijo...

me dieron ganas de compar un Ipod que post tan sugestivo.
sobre todo para los que tenemos el gusto por el sonido, no solo la música, el sonido.
y si puedes aclarame eso del los audifonos del Ipod

10:53 a. m.  
Blogger Bellydancingknitter dijo...

Cuales canciones te han llamado la atención ahora por la letra?

Y cuales audifonos usas ahora?

11:44 a. m.  
Anonymous Zoso dijo...

..........sin palabras,enserio,son las 5 de la mañana,estoy delante de un tocho que tengo que estudiarme para la facultad,pero simplemente no lo hago,simplemente "aprendo" musica,como un arrebato,escribo confortably numb en el buscador y me aparece esto,empiezo a leer mientras acaba "Young lust" y .......de subíto caigo..."Hello,hello....."Y comienzo a leer,absorto tanto por tus palabras como por la hipnotizadora melodia....una coincidencia?¿ no lo se,simplemente, se me ha erizado el pelo.
Me he identificado hasta no sabes que punto con tu post,me encanta
Cuidate y cuida ese oido
Agur

10:05 p. m.  
Blogger serj andrea page dijo...

Soy otra vez,zoso,que me acabo de dar cuenta que ya me hize un blogger de estos,puede que lo retome,porque hasta ahora.........tengo escrito el arrebato de otra noche como esta
Agur
http://shesbyingthestairwaytoheaven.blogspot.com

10:13 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal