13 jul. 2008

Coincidencias

Qué contraste con solo un par de semanas de diferencia.

Cuando viajaba rumbo a lo desconocido, pasando por aeropuertos nunca antes vistos a Hungría, a verme con más de 150 personas de las que sólo conocía a 3, fue un shock increíble cuando me incliné sobre la fuente llenando mi botella de agua, sosteniendo la mochila abierta con una rodilla y escuché que alguien llamaba mi nombre. En el aeropuerto de Caracas, me acababa de reconocer un compañero de trabajo quien vio mi estuche de la portátil cosido a mano, lo reconoció de la foto del flickr y supo que tenía que ser yo, quien viajaba vía Caracas a Frankfurt y luego a Budapest. Hablamos un par de horas mientras era hora que él abordara, sabiendo que nos veríamos un par de días después.

En el aeropuerto de Frankfurt, corremos de un extremo de la terminal a otra, y nos toca pasar por unas puertitas, bajar unas tétricas escaleras y subirnos a un bus que nos llevaría hasta nuestro avión. De pronto alguien dice "Catalina?". Resulta que era Cristina Quisbert, una participante del proyecto Voces Bolivianas que es como hermano de HiperBarrio, y había reconocido a Catalina por las fotos y por su blog. En Frankfurt. A un continente de distancia.

Cada vez que salgo a las calles me imagino encontrándome con algún amigo de esos que uno tiene tiempo sin ver y que de eso salga una tomadita de café. Pero son encuentros interrumpidos. Un amigo me vio mi primera noche acá en San José en un restaurante, pero no supo si sí era yo o era mi hermana, entonces no se animó a saludar. Amigas con las que he quedado de verme me han cancelado las salidas y quedo acá en casa. Me encuentro con la mamá de una excompañera de clases y me confirma que los años pasan y ya todo mundo va sentando cabeza. Mi compañera ya va por el 7mo mes de embarazo. Quedo a la espera de más coincidencias, de más eventos que se repiten y repliegan en la historia.

Etiquetas: , , , , , ,

5 Comentarios:

Blogger Beto A. Zabermann dijo...

Sin afán de contradecirte, las coincidencias realmente no existen.
Saludos.

10:48 p. m.  
Blogger LuisCarlos dijo...

Efectivamente las coincidencias no existen, como diría tu anterior escéptico comentarista, pero entonces eso "otro" que efectivamente ocurre ya es motivo de celebración.
A mí me alegra haber conectado con una chica tan inteligente, tan sincronizada y tan veloz de pensamiento en tiempos de escasez. Para eso no existen fronteras ni "jugarretas del destino", sólo buen ojo y ansias de encontrar.

12:25 a. m.  
OpenID blueandtanit dijo...

gracias por cuidar a cati :)
me alegra que les haya ido bien en el viaje, coincidencias... mmm, eso nos pasa a todos, aunque yo aún dudo que se salga del azar.

saludos, en cuanto a tu entrada anterios solo puedo darte muuuchos animos, relax :)

4:45 a. m.  
Blogger juanmosquera dijo...

...y en un punto se encuentran. Y es cierta también la belleza del vuelo del boomerang...

3:24 p. m.  
Blogger eduardo dijo...

Claro! Somos hermanos! Mas y mas vamos a seguir acercandonos...

Saludos!

4:03 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal