5 jul. 2008

Tiquicia en gotero

Caminar por las viejas calles, pero con diferente soundtrack.

La lluvia cae a las 12 md. en punto. Acá el tiempo da el tiempo.

Mi (ex)gata está feliz, atenta y gordita. Creo que sería cruel llevármela cuando vive tan bien acá.

Arrastrar la "r" va regresando a mi. Rwapido corwen los carwos rwojos en Costa Rwica.

Vi las vacas del cowparade y pasé tomándoles fotos. Increíble verlas enrejadas, rotas, vejadas, pintadas y dañadas. Cierto segmento de la población pareciera que en vez de sentirse afortunados de tenerlas, les da rabia que ellas estén ahí. Otros será que se llevan un souvenir: un cacho por aquí, una oreja por allá.

Regresé a mis tiendas favoritas: Las de ropa americana. Ir a rebuscar en las repisas de ropa usada, de ropa con etiqueta que pasó de moda, con cosas nuevas, buenas, bonitas y baratas que uno no se explica cómo llegaron ahí.

Tomar un café en el viejo lugar de siempre, mirando la misma intersección, con los mismos vendedores ambulantes desde mi trono en el segundo piso. Lleno de ticos, con un puñadito de turistas: definitivamente un favorito entre los locales.

Ver a mi mejor amiga con un traje de novia que le quedaba espectacular, comparando notas a ver si eso de casarse daba tantos o más nervios que estrenar una obra de teatro. Creo que ganó la obra en nervios, y la boda en satisfacción.

Un perrito en tuxedo para una boda es una elegancia incomparable.



Type rest of the post here

Etiquetas: , , ,

1 Comentarios:

Anonymous catirestrepo dijo...

A través de tu entrada se te siente tranquila y a gusto...

¡Que bien por tí!

Saludito...

6:46 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal